Menú Buscar
Pep Guardiola y Xavier Torres a las puertas de Lledoners / JORDI CUIXART

Guardiola: "Soy muy de izquierdas"

El entrenador del City, que en 2015 formó parte de la lista electoral de Junts Pel Sí, se define como una persona muy progresista

6 min

Pep Guardiola concedió una entrevista a diversos internos de la cárcel de Lledoners durante la visita que realizó a los políticos independentistas presos el pasado mes de noviembre. La práctica totalidad de las preguntas se centraron en su interés por la política y su decisión de llevar un lazo amarillo en la solapa. Ninguna de las que han trascendido hace alusión a su carrera futbolística.

La entrevista se grabó en el programa de radio Voces al aire que se hace en la cárcel, se emitió a finales de diciembre, y ahora ha sido difundida en algunos medios catalanes. Los más de siete minutos que dura son en catalán, y empiezan con la siguiente pregunta de un interno: "¿Cómo se ve Cataluña desde Inglaterra? ¿Qué comentarios privados, que puedas explicar, te hacen tus amigos sobre Cataluña?" En su respuesta, Guardiola parece aludir también, sin mencionarlas, a las islas Baleares: "Cataluña les gusta mucho. Tanto, que casi todos los que conozco vienen de vacaciones, sea en las islas, o sea aquí".

Lazos amarillos

A continuación, otro recluso le pregunta: "¿Cómo imaginas el ambiente en los campos y en las ruedas de prensa en la Liga española llevando el lacito amarillo?" Y Guardiola le dice lo siguiente: "Pues, como todo, al principio habría jaleo, como ha pasado en Inglaterra, pero después de llevarlo cada semana acaba formando parte de la cotidianidad. En Inglaterra han intentado entender el por qué. Lazos hay de muchos colores y todos tienen un significado humanista. No es tanto una reivindicación más importante que otra. Es ponerse en la piel de una persona, sea sufriendo cáncer, sufriendo violencia sexual, violencia machista... ahora lo han aceptado como una cuestión de normalidad, y aquí también se aceptaría".

En la tercera pregunta, se dirigen a él con esta cuestión: "Pep, tú has hecho que muchos catalanes estemos orgullosos de la imagen mundial que das. Hablas muchos idiomas, eres una persona comunicadora, líder, etc. ¿Tardaremos mucho viéndote liderar un proyecto en Cataluña?" Guardiola asegura que en sus planes no entra pasarse a la política: "Yo creo que la mejor manera como podemos ayudar a la familia, a mi pueblo, a mi comarca, a mi país, a Europa o al mundo es hacer bien las cosas, y las cosas que sabemos hacer. E ir haciéndolo cada vez mejor". 

"Del lado del más débil"

El exjugador y exentrenador barcelonista reconoce que "me gusta mucho la política, porque demuestra cómo es el ser humano". Y asegura que "mi familia me ayudó a ponerme del lado del más débil".

Guardiola, que en las elecciones autonómicas de 2015 formó parte de la candidatura de Junts Pel Sí --integrada por el partido conservador CiU y ERC--, y que ha apoyado la candidatura de la monarquía absolutista de Qatar para el Mundial 2022, se autodefine como una persona muy progresista: "A mí no me gusta la gente que es poderosa con los débiles y débil con los poderosos. Esta gente me da urticaria. Yo soy muy de izquierdas, primero por una cosa egoísta: si a la gente le va mejor, más seguro estaré yo. Pero me gusta verlo desde fuera, no tengo coraje. Para la política has de tener mucho temple, has de tener las ideas muy claras y yo soy muy visceral, soy muy latino en esto. Me gusta verlo desde fuera, aunque todos tenemos el deber de expresar nuestras opiniones con libertad".

Guardiola, en una celebración en Qatar

Guardiola apoyó la candidatura de Qatar para el Mundial 2022

Elogios a Laura Borràs

Guardiola deja claro que no contempla la posibilidad de incorporarse como directivo en algún club, ni tampoco como consejero del Gobierno catalán: "Yo creo que lo hago bien como entrenador. No serviría como directivo", afirma. "Que a uno le vaya bien en un trabajo no significa que sirva para político; me parece que estamos equivocados. Que yo haya sido bueno como entrenador no significa que pueda ser un buen consejero de Deportes, por ejemplo, o de Cultura. Laura Borràs es mucho mejor consejera de Cultura de lo que lo podría ser yo. Cada uno, a lo suyo, zapatero a tus zapatos".

La última pregunta versa sobre el liderazgo, y sobre qué consejos daría a aquellos presos con talento o cuyo ánimo pueda decaer en la cárcel. Guardiola les transmite su apoyo a los internos, les envía un mensaje esperanzador y apuesta por la reinserción social: "Yo no creo en los cocodrilos, no creo que los leones sean mejores que nosotros. El ser humano es de por sí bueno, y tenemos que canalizarlo para sacar lo mejor de todo esto. Aunque estéis aquí dentro privados de libertad, de aquí se sale tarde o temprano", dice en referencia a sus interlocutores, que son presos.