Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una imagen de archivo / EFE

Entra en vigor la medida estrella de Colau en vivienda

El Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña ha publicado la MPGM impulsada por el Ayuntamiento, el último trámite que quedaba para que la norma entrara en funcionamiento

14.12.2018 19:22 h.
5 min

La medida para destinar a vivienda de protección oficial (VPO) el 30% de obra nueva o gran rehabilitación de Barcelona ya ha entrado en vigor este viernes. El Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (Dogc) ha publicado la Modificación de Plan General Metropolitano (MPGM) impulsada por el Ayuntamiento de Barcelona, el último trámite que quedaba para que la norma entrara en funcionamiento.

En un comunicado, el consistorio ha asegurado que se trata de un hecho "sin precedentes" en España, ya que Barcelona es la primera ciudad que implanta una regulación de estas características, de forma similar a la desarrollada en otras ciudades como Nueva York, París o Londres. Se trata de una de las medidas estrella de la alcaldesa Ada Colau, que ha conseguido sacarla hacia adelante en los últimos meses de legislatura --por lo que su efecto no se notará durante su mandato--. 

Retraso en su aplicación

En los últimos meses, el Ayuntamiento de Barcelona y la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat han trabajado esta medida con el grupo promotor de la misma, formado por la Federació d'Associacions de Veïns i Veïnes de Barcelona (Favb), la Plataforma d'Afectats per la Hipoteca (PAH), el Observatori Desc, la Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible (Abts) y el Sindicat de Llogaters. Los desacuerdos entre ambas administraciones han retrasado la aplicación de la norma, que fue aprobada en Pleno municipal a finales de septiembre. 

La MPGM establece que las promociones residenciales de más de 600 metros cuadrados de techo construido o por construir en un solar deben destinar un 30% de superficie a viviendas de protección oficial, lo que afectará a las promociones de nueva construcción y a las de reforma integral.

334 pisos al año

Las viviendas protegidas serán de régimen general y estarán sometidas a derecho de tanteo y retracto por parte del Ayuntamiento, por lo que calcula que conseguirá hacer crecer el parque de vivienda social en unos 334 pisos nuevos cada año. Esta cifra supone el 30% de los 1.114 pisos nuevos que se han construido cada año entre 2008 y 2016 en suelo urbano consolidado en la ciudad.

La obligación del 30% la deberán cumplir todas la nuevas licencias que se tramiten a partir de ahora, y no se aplicará a la licencia prestada durante los dos años siguientes a la entrada en vigor del MPGM que acrediten compras vinculadas a la nueva promoción hechas entre el 1 de julio de 2016 y la aprobación inicial de la medida.

Exenciones a la ley

A las que acrediten una transacción entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2016 se les aplicará el 30%, y podrán presentar un estudio económico que justifique que destinar una parte de las viviendas a protección pública comporta la inviabilidad económica del proyecto.

En este caso, el Ayuntamiento validará el documento, y si concluye que un porcentaje inferior al 30% hace viable la operación, se deberá aplicar este porcentaje más bajo que la que marcan los mínimos de la ley catalana, mientras que si la inviabilidad está plenamente justificada, la licencia quedará exenta de la aplicación del 30%.

Edificios catalogados

La propuesta inicial del Ayuntamiento era que las operaciones del primer semestre de 2016 que no tuvieran viabilidad económica sólo destinaran el 20% a vivienda protegida, pero la Subcomisión de la Generalitat, en base a la Ley del derecho a la vivienda, sólo contempla destinar el 30% a pisos con protección o bien quedar exento.

La MPGM prevé también algunas exenciones a esta obligación de reserva: no estarán sujetas las grandes rehabilitaciones en edificios que estén catalogados por su valor arquitectónico, siempre que mantengan el número de pisos originales, ni tampoco las obras de reparación y mantenimiento.