Menú Buscar
Colau y su 'sociedad civil' particular

Los entierros 'low cost' de Colau, a punto de perder su único apoyo

ERC se desmarcará del acuerdo de impulso de sepelios baratos en Barcelona si no se aprueban antes de que acabe marzo

3 min

El plan de entierros low cost que impulsa el gobierno municipal de Ada Colau, a punto de perder su único apoyo. ERC se desmarcará del acuerdo con BComú para impulsar sepelios baratos si no se aprueba en el pleno del 23 de marzo, antes de terminar el mes. Ello dejará tocada de muerte la hoja de ruta funeraria, que sólo contará con el de la CUP.

El portavoz municipal de los republicanos en el ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, ha señalado hoy miércoles, 7 de marzo, que "dará por incumplida" la entente alcanzada con el gobierno municipal en enero si las modificaciones normativas para impulsarlo no se someten al criterio del plenario de marzo. "Si no va al pleno, no estaríamos a tiempo de implementarlo antes de verano. Por ello, si el Ejecutivo local no lo somete a votación en marzo, daremos por roto el pacto", ha aclarado el concejal.

"Titulares a la prensa sí, hechos, no"

Bosch ha criticado que el gobierno local de BComú "sepa dar titulares fáciles a la prensa, pero no dar hechos". Según él, el plan era perfectamente viable, pues en el Cementerio de Montjuïc "no hacían falta obras para llevarlo a cabo". Por ello, los republicanos exigían ponerlo en marcha "en verano", tal y como se acordó con los comunes.

En este sentido, el electo republicano ha agregado que el pacto "era beneficioso para los barceloneses, pues abarataba los sepelios, un compromiso de ERC desde 2015". El plan no podrá salir adelante, sin embargo, si Colau "no concita el consenso necesario con los partidos de la oposición".

Tres batacazos

Cabe recordar que la estrategia de servicios funerarios del gobierno municipal de Barcelona se ha llevado hasta ahora tres batacazos. El proyecto de funeraria municipal, pergeñado por el concejal de Presidencia, Eloi Badia, y el director de Cementiris de Barcelona, Jordi Valmaña, se estrelló antes de pasar por pleno en mayo y noviembre del año pasado por falta de apoyos.

Cuando Badia reinventó el proyecto y lo presentó como un plan de entierros por 1.800 euros en enero, concitando el apoyo de ERC, el punto tampoco pudo llevarse al pleno de febrero por el mismo motivo. En estos momentos, BComú aún carece de los apoyos necesarios para aprobar su plan funerario en marzo. Tiene 15 días para lograrlos.

Destacadas en Política