Menú Buscar
El Govern ha hecho de la ayuda a los refugiados, como los desalojados de Polykastro (Grecia), en la imagen, su seña de identidad / CG

Las entidades humanitarias plantan al Govern

Ninguna organización social se ha presentado a un concurso para conceder dos subvenciones de 9.000 euros de la Agencia Catalana de Cooperación para el Desarrollo

2 min

Una oferta de ayuda humanitaria y ningún candidato. La Generalitat se ha visto obligada a declarar desierta la convocatoria para 2017 de selección de candidatura del Programa Catalán de Protección a Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos. El importe máximo ascendía a 18.040 euros, siendo destinado a cada una de las candidaturas seleccionadas 9.020 euros. ¿Vale la pena pujar por esta escasa cantidad? A juzgar por el resultado del concurso, las entidades sociales han dicho no.

El pasado 6 de marzo, la Conselleria de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia, cuyo titular es Raül Romeva, abrió la convocatoria de selección de candidaturas. El plazo acababa el 31 del mismo mes, pero no se presentó ninguna solicitud, por lo que ayer, el Gobierno catalán declaró desierto el concurso.

Plan de Protección Internacional

La Generalitat ha convertido la ayuda al refugiado en una de sus señas de identidad, como lo demuestra la puesta en marcha del citado Programa de Protección. Contempla objetivos y actuaciones en el ámbito del derecho de asilo, el refugio y la protección subsidiaria de las personas perseguidas por motivos de etnia, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social, género u orientación sexual, las perseguidas por opiniones políticas, y también de aquellos que son perseguidos por su actividad en defensa de los derechos humanos.

La Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado debía actuar como entidad colaboradora en la gestión de las ayudas que, finalmente, nadie ha solicitado.