Menú Buscar
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ve revanchismo en las enmiendas del PP, que restan 35 millones a Euskadi / EFE

Las enmiendas del PP a los presupuestos restan 35 millones a Euskadi

Los populares mantienen las infraestructuras comprometidas en el País Vasco después de que el PNV votara a favor de la moción de censura

5 min

Las 19 enmiendas del PP a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) restan 35 millones a Euskadi, aunque mantienen las infraestructuras comprometidas en el País Vasco. Estas propuestas llegan después de que el PNV votara a favor de la moción de censura contra Mariano Rajoy, aunque sin ánimo de revancha, según el portavoz popular en el Senado, José Manuel Barreiro.

Barreiro ha explicado que las enmiendas registradas son de carácter social, con el fin de introducir mejoras en el mundo rural y del ámbito energético, pero manteniendo las infraestructuras comprometidas en el País Vaco. En cualquier caso, ha admitido que, “dada la situación de que el PNV ha retirado el apoyo al Gobierno, se reconducen los presupuestos al proyecto original”.

Cambios en el gasto

Destaca que solo 3 de las 19 enmiendas incluyen cambios en las dotaciones económicas y las tres causan baja en partidas relacionadas con el País Vasco. La más cuantiosa prevé la dotación de 26,6 millones de euros para financiar, mediante convenios con comunidades autónomas, programas para mejorar el transporte público en zonas despobladas que evita brechas con las zonas urbanas, una iniciativa que causa una baja por el mismo importe en una partida del Servicio Vasco de Empleo.

También con el objetivo de fomentar las zonas rurales, el PP propone mejorar en 5,5 millones la dotación del “Plan 300x100”, dedicado a extender las redes de banda ancha de última generación en todos los núcleos de población, que ahora se amplía a polígonos industriales en zonas con baja densidad de población. Esta enmienda va contra la dotación a Cidetec para el impulso de la investigación para electromovilidad y almacenamiento eléctrico, exactamente por el mismo importe que PP y PNV habían acordado incorporar durante el trámite presupuestario en el Congreso.

Exenciones fiscales

El PP ha incorporado una enmienda con exenciones fiscales, que entre otras cuestiones recoge la exención del impuesto especial de electricidad para el riego agrícola en Canarias (ahora con una reducción del 85%), con el objetivo de potenciar su competitividad. Estas exenciones implican una baja de 3 millones de euros en las transferencias pactadas con el PNV para el centro de investigación Biscay Marine Energy Platform (Bimep).

Otra enmienda, ya sin dotación, prevé la supresión de la figura del gestor de cargas --los únicos que ahora mismos pueden prestar el servicio de recarga de vehículos eléctrico--, de manera que cualquier consumidor pueda hacerlo, con el objetivo de impulsar la movilidad eléctrica. Asimismo, propone cambios en la ley del sector eléctrico, en particular respecto a la retribución de las renovables.

Talidomida

En ese sentido se establece un impulso a las infraestructuras de energía, como apunta la estrategia Europa 2020, a través de la creación de una ventanilla única para aglutinar todos los trámites y mediante la consideración de estos proyectos como interés general e interés público de primer orden y superior. Además, el PP ha registrado una enmienda para que las bonificaciones al transporte de los militares no tengan la consideración de retribución en especie, con el objetivo de apoyar al personal que se encuentra alejado de su familia.

Otra de las 19 enmiendas pide conceder una ayuda a los afectados por Talidomida entre 1950 y 1985, que sería el resultado de multiplicar 12.000 euros por cada uno de los puntos porcentuales de discapacidad reconocida a la persona afectada por los organismos competentes. Una ayuda compatible con cualquier pensión pública o complementaria con otras ayudas o prestaciones de análoga naturaleza.

Sin ánimo de revancha

“Estas modificaciones suponen que España se acerque, por fin, al trato dado por el resto de países de nuestro entorno a sus respectivos nacionales que han sufrido la tragedia”, puntualiza la enmienda, que señala que es necesario aumentar estas prestaciones ante la gravedad no sólo de los daños físicos que padecen las víctimas de Talidomina sino por los padecimientos psíquicos y morales que durante décadas ha vivido este colectivo.

“No queremos revanchismo ni ir en contra de nadie, defendemos las infraestructuras planificadas para el País Vasco”, ha defendido Barreiro.