Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat Quim Torra / DAVIZ ZORRAKINO (EUROPAPRESS)

La causa contra Torra por la segunda pancarta de Palau sigue adelante: la juez rechaza su recurso

La magistrada remite el caso a fiscalía para que presente su escrito de acusación contra el expresidente inhabilitado

3 min

La titular del Juzgado de Instrucción 24 de Barcelona ha confirmado el procesamiento del expresidente catalán Quim Torra en su segunda causa por desobediencia, por desoír una orden judicial para que retirase una pancarta con lazos amarillos del Palau de la Generalitat.

En su auto, que se puede impugnar ante la Audiencia de Barcelona, la magistrada rechaza el recurso presentado por la defensa de Torra, y remite el caso a fiscalía para que, en su caso, presente escrito de acusación contra el expresident.

Segunda causa por desobediencia

La segunda causa por desobediencia contra Torra deriva de su decisión de incumplir una orden de septiembre de 2019 del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para quitar del balcón de la Generalitat una pancarta que pedía la libertad de los "presos políticos y exiliados".

La causa se empezó a investigar en el TSJC, pero se remitió a los juzgados de Barcelona cuando Torra perdió su condición de aforado, tras ser inhabilitado como presidente del Govern, condenado por desobediencia, al desoír una orden de la Junta Electoral para que sacara los símbolos pro-presos de los edificios públicos en el período previo a los comicios.

"Contumaz rebeldía"

"Sin que ello implique hacer valoraciones anticipadas, la conducta del investigado demuestra indiciariamente una contumaz rebeldía frente a lo ordenado", advertía la juez en su auto, que ahora acaba de ratificar.

La instructora ha descartado igualmente el recurso que presentó la plataforma Impulso Ciudadano, entidad que ejerce la acusación popular en la causa y cuya demanda motivó la orden del TSJC a Torra para que retirara la pancarta con el fin de preservar la "neutralidad".

Mossos retiran la pancarta

El entonces presidente de la Generalitat desoyó al alto tribunal, tras lo que el TSJC dictó un nuevo requerimiento para instar a los Mossos d'Esquadra a retirar los símbolos de apoyo a los políticos presos del Palau "de forma inmediata". Ante esta situación, fue la policía quien acabó quitando la pancarta.