Menú Buscar
Xavier Domènech, cabeza de lista de la nueva coalición electoral.

EnComúPodem trata de asegurarse grupo parlamentario propio en el Congreso

BComú, Podem, ICV y EUiA concurrirán como "partido político", pero como ocurrió el 20D no competirá con Unidos Podemos

Redacción
2 min

EnComúPodem se presentará a las elecciones del 26J como "partido político", una marca que ya registró el 21 de enero como tal, para optar a tener un grupo propio en el Congreso de los Diputados.

Los partidos que la integran --Bcomú, Podem, ICV, EUiA-- formarán entre sí una "coalición instrumental". La candidatura formada por Podemos e Izquierda Unida, Unidos Podemos, ha especificado este viernes en el registro "que no se presentará en Cataluña" a los comicios del 26-J.

Hasta el último minuto

Fuentes de EnComúPodem han especificado a Europa Press que la reunión entre los equipos negociadores de los partidos que forman la nueva coalición han apurado "hasta el último minuto" y han registrado el nuevo partido momentos del cierre del plazo para inscribir coaliciones que terminaba este viernes a las 23.59 horas.

El 20D, EnComúPodem consiguió el 15% de los votos en todas las circunscripciones en las que se presentó y los 5 diputados preceptivos para conseguir grupo propio en el Congreso, pero la mesa de la cámara baja no se lo otorgó aduciendo que no había competido con Podemos en las elecciones.

Distintas fórmulas

Tras cuatro meses de legislatura en los que no se produjo un acuerdo entre los partidos que alumbrara un Gobierno, la disolución de las Cortes abocó a unas nuevas elecciones y las fuerzas que componen la confluencia --BComú, Podem, ICV, EUiA-- plantearon la posibilidad de presentarse a ellas con una fórmula jurídica distinta, que permitiese evitar un nuevo rechazo de la Mesa.

Los partidos barajaron tres opciones, repetir la confluencia, crear un "partido instrumental" catalán que se presentara independientemente de Podemos para demostrar que sí competían con ellos o hacer una agrupación de electores.

Esta última opción fue descartada en primer lugar, porque la consideraron complicada y comenzó a tomar fuerza en un sector de la confluencia la posibilidad del "partido instrumental", no solo para esquivar el veto de la mesa del Congreso, sino como antesala del nuevo proyecto de izquierdas que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, anunció que construirían para concurrir en las elecciones autonómicas catalanas.