Menú Buscar
Jordi Martí Grau fundó Trànsit Projectes, agraciada con un contrato de un millón por el Ayuntamiento donde es gerente / CG

Barcelona da un contrato de un millón a la empresa que fundó el gerente municipal

Trànsit Projectes, controlada por exdirectivos del Instituto local de Cultura, se lleva una contrata de dos años

23.01.2018 00:00 h.
4 min

Barcelona ha concedido un contrato de un millón de euros a la empresa que fundó el gerente municipal, Jordi Martí. Trànsit Projectes SL, en la que participaron exdirectivos del Instituto local de Cultura (Icub), se ha llevado una contrata de dos años.

Según consigna el portal local de contratación, Trànsit Projectes gestionará el espacio juvenil Casa Sagnier de Sarrià-Sant Gervasi hasta el 31 de diciembre de 2019. Lo hará por una contrapartida de 950.091 euros firmada por el distrito, que dirige Jaume Asens.

Lo llamativo del caso es que la firma la pilotó en 1990 Jordi Martí Grau, el actual gerente municipal de Barcelona. Martí, ya desvinculado de la firma, comandó después el propio Icub del 1999 al 2003 y del 2006 al 2007.

Otro antiguo alto cargo de Cultura, Àngel Mestres Vila, es el director general de la mercantil y socio mayoritario, con un 36%. Otro exdirectivo de la estructura del Ayuntamiento, Carles Giner Camprubí, exjefe del Plan de Culturas del Icub, también formó parte de la misma en el pasado.

Desvinculados

Preguntada por la cuestión, una portavoz del ayuntamiento ha subrayado que Martí se desvinculó de Trànsit en 1995 y que "nadie" de la estructura municipal está vinculado a la mercantil en la actualidad.

Además, ha agregado que Carles Giner "se desvinculó de la empresa en 2002".

"Trànsit Projectes SL es una empresa de gestión cultural y desde sus inicios opta a concursos públicos para gestionar usos culturales en la ciudad", ha remachado la misma fuente.

El PP ya denunció

Sea como fuere, el director general de la empresa agraciada con el contrato, Àngel Mestres, fue director de Relaciones y Comunicación Externa del Icub de 1999 a 2001.

Esta porosidad entre el área municipal de Cultura y la empresa privada ya saltó al debate público a mediados del 2000.

Entonces, el PP pidió "investigar" a Trànsit al considerar que podrían existir "posibles irregularidades" al tratarse de "uno de los principales proveedores" del área.

"Es común"

Cabe destacar que Trànsit barrió en la adjudicación [ver aquí], cuyo valor alcanza los 1,3 millones de euros, a otra empresa polémica: Iniciatives i Programes (Inipro).

La firma afincada en Viladecans estuvo recientemente en la diana al adjudicarse la gestión del centro cultural Fabra i Coats, el mayor de Barcelona, pese a estar salpicada por dos presuntos casos de corrupción en Tarragona y la localidad donde tiene la sede.

El gerente de la enseña, Daniel Fernández, admitió ayer que "perdieron" la licitación ante Trànsit y no se mostró sorprendido por la concomitancia entre el sector público y el privado. "Es relativamente habitual en gestión pública", explicó.

Trànsit Projectes arrojó unas ventas de 4,4 millones en 2016, el último ejercicio depositado en el Registro Mercantil, por 3,3 millones el anterior. El excedente neto sumó 103.000 euros (92.000 en 2015). Los activos totalizaron 2,5 millones, mientras que los fondos propios fueron de 1,4 millones.

Preguntado sobre su versión, la sociedad con sede en Barcelona no ha contestado a los requerimientos de este medio.