Menú Buscar

La embajada rusa niega la injerencia en el conflicto catalán

El Gobierno insiste en la intromisión de Moscú a través de las redes sociales y lleva el caso ante la Unión Europea

14.11.2017 10:31 h.
3 min
El presidente de la república rusa, Vladimir Putin, en una imagen de archivo / EFE

La injerencia de Rusia en el conflicto catalán ha ido ganando espacio tanto en las recriminaciones del Gobierno como en los medios de comunicación a medida que avanza la crisis. Tanto es así que la embajada del país en España ha salido al paso de las informaciones para negarlas e incluso las ha cualificado de “aberración”. 

Son varios los ministros que han hablado sobre el tema y han alertado de los mensajes sobre Cataluña y el procés –favorables a la independencia– a través de redes sociales provenientes de “territorio ruso”. Evitan, sin embargo, implicar directamente al Kremlin con los ataques informáticos provenientes del este.

Tanto el ministro de Cultua y portavoz del Ejecutivo de Rajoy, Íñigo Méndez de Vigo, como la titular de Defensa, María Dolores de Cospedal, han asegurado que tienen constancia de internautas con sede en Rusia que han intervenido en el conflicto catalán. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha llevado el caso a la Unión Europea.

‘Fake news’

El embajador ruso en España, Yuri Korchagin, considera que las informaciones que publican los medios y las acusaciones del propio Gobierno son “populistas”, ya que “proponen una solución sencilla y no realista a un problema difícil”. El diplomático se escuda en que la cultura periodística rusa no permite difundir fake news, de lo que cree que se tratan estas informaciones.

La única comunicación oficial sobre el conflicto catalán que ha llegado desde Rusia fue antes del 1-O. Tanto el presidente, Vladimir Putin, como su portavoz, Dimitri Peskov, aseguraron que las aspiraciones de independencia del Govern eran un asunto interno de España, el mismo posicionamiento que han tenido la Unión Europea y los países comunitarios.

Un asunto europeo

En lo que sí se ha implicado la UE es en la propaganda rusa, cada vez más presente en Europa. El lunes se celebró una cumbre de ministros de Asuntos Exteriores de la UE, en la que se debatió sobre la injerencia rusa en la opinión pública. Dastis aprovechó para mostrar la inquietud del Gobierno español con respecto a la intromisión rusa sobre el asunto catalán.

La conclusión de la reunión en Bruselas fue un llamamiento a dedicar más esfuerzos a luchar contra la “desinformación” proveniente de Rusia. En la UE ya existe un grupo de expertos dedicados a esta tarea, que comparte a través de la página web euvsdisinfo.eu las fake news. Entre ellas se incluyen noticias de la televisión rusa en la que se compara a España con Ucrania y se asegura que la UE se rompe.

¿Quiere hacer un comentario?