Menú Buscar
El expresidente Carles Puigdemont, en una de las  "embajadas"  / GENCAT

La embajada catalana del millón de euros

El alquiler de la sede de la oficina de la Generalitat en Bruselas se ha duplicado en siete años hasta alcanzar los 1.012.572€ que contemplan los Presupuestos de 2017

2 min

El coste de la suntuosa sede de la Delegación del Gobierno catalán en Bruselas supera ya el millón de euros anuales. Así lo reflejan los Presupuestos de la Generalitat de 2017, posiblemente los más enfocados a construir el estado propio catalán pues, no en vano, han sido pactados con la CUP y contemplan partidas para celebrar un referéndum de independencia en septiembre del año próximo.

Las cuentas también demuestran la importancia que para la causa secesionista tienen la política exterior y la Hacienda propia, hasta el punto de que las partidas destinadas a estas dos “estructuras de Estado” se han duplicado respecto a 2015, mientras que el gasto en política social aumenta a un ritmo muy inferior.

Una zona exclusiva

Destaca el presupuesto destinado a la delegación de la Generalitat ante la Unión Europea, que no ha parado de crecer hasta el punto de duplicar su coste al pasar de los 592.023 euros de 2010 a los 1.012.572 euros de 2017. El alquiler de estas dependencias, situadas en la exclusiva rue de Loi de la capital belga, supera por primera vez el millón de euros. Se trata de un edificio con una superficie de 2.391 metros cuadrados que alberga, no solo la “embajada” catalana, sino también las sedes en Benelux de Acció, el Instituto Catalán de las Empresas Culturales (ICEC) y la Agencia Catalana de Turismo (ACT).

Al frente de la oficina catalana está el representante permanente ante la UE, Amadeu Altafaj, al que el presidente catalán, Carles Puigdemont, ha encomendado la misión (imposible hasta ahora) de buscar complicidades en las instituciones europeas con la causa secesionista catalana. De momento, los esfuerzos han sido infructuosos, pues ni Puigdemont ni el consejero de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, han podido reunirse con mandatarios europeos cuando han visitado Bruselas.