Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Elsa Artadi, exlíder de Junts en la ciudad de Barcelona / EP

Elsa Artadi declara por la 'trama rusa' del procés

La exlíder de Junts en Barcelona se explica ante el juez por una reunión que mantuvo Carles Puigdemont con emisarios rusos antes de la DUI de 2017

3 min

La exlíder de Junts per Catalunya, Elsa Artadi, declara hoy como testigo​​​​​​​ para dar explicaciones sobre la trama rusa del procés, los contactos que mantuvo el independentismo catalán con Rusia antes de la declaración de independencia unilateral (DUI) de 2017, que terminó con la aplicación del artículo 155 en la región. 

Artadi fue citada por el juez Joaquín Aguirre, togado que instruye el procedimiento conocido com caso Voloh, en el que se investiga la presunta corrupción del empresariado independentista para financiar la respuesta secesionista a la sentencia del procés en el Tribunal Supremo. En este marco, Aguirre busca saber en una rama de las pesquisas si el Govern trató de entablar contactos con Rusia para, eventualmente, apuntalar el desafío constitucional. 

Una reunión en Palau

Concretamente, el juez se ha fijado en una reunión en el Palau de la Generalitat días antes de la DUI de 2017. En el cónclave participaron el expresident fugado Carles Puigdemont y dos emisarios rusos: el exdiplomático Nicolay Sadovnikov y el exgeneral Sergey Motin, avanzó El Periódico

Más importante si cabe, en ese encuentro participó Elsa Artadi. La reunión versó sobre la posibilidad de dar ayuda económica a una eventual Cataluña independiente y los famosos 10.000 soldados rusos a cambio de que el Ejecutivo regional aprobara legislación favorable a las criptomonedas

Dmitrenko también declara

De todo ello se hablará hoy en la Ciudad de la Justicia de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). En esta sede judicial también declarará Alexander Dmitrenko, el empresario ruso que acompañó a Rusia a Josep Lluís Alay, jefe de oficina de Puigdemont. El directivo está investigado por una presunta compraventa de gas a tres.

La operación apareció en las escuchas del teléfono de Alay. Se trataba de una transacción entre Rusia y una empresa de Hong Kong (China) en la que Dmitrenko habría ganado unos 295.000 euros. El directivo, en una entrevista con Crónica Global, negó que el intercambio se hubiera concretado.