Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una fiesta anterior en Gracia de los okupas de Tres Lliris / Cedida

Valents plantea parar la fiesta 'okupa' de Gracia

La fuerza de Eva Parera pide al gobierno municipal que "no ceda espacios" a Arran y Tres Lliris y recuerda que Eloi Badia está imputado

3 min

Valents ha planteado hoy revisar los permisos de la fiesta okupa de Gracia, que arranca mañana en el barrio barcelonés de la mano de Arran y del casal okupa Tres Lliris. La fuerza de Eva Parera ha pedido al gobierno municipal saber si la juerga antisistema dispone de permiso municipal y, además, ha recordado que los favores a Tres Lliris han provocado la imputación del concejal Eloi Badia .

En una una nota, el partido ha pedido al bipartito de BComú y PSC que "deje de ceder espacio" a los okupas de Tres Lliris de Gracia. Éstos han programado una semana de actividades en la calle Santa Rosa con el lema El turismo mata los barrios

"¿Comparte el cartel?"

Los de Parera solicitan conocer si los allanadores "tienen permiso" para la juerga de siete días, y si el Ejecutivo local "comparte el cartel de fiestas que han elaborado en contra del turismo, con la imagen de un esqueleto vestido de turista que sostiene un mapa de la ciudad, bajo el lema El turismo mata los barrios". 

La formación recuerda que en los últimos años "los vecinos han denunciado molestias por ruido durante las fiestas alternativas de Gràcia". Si éstas terminan provocando "incivismo y ruido", para Valents el problema sera de "Colau y el PSC" por ser los "máximos responsables". 

Eloi Badia está imputado

En relación a ello, la fuerza subraya que Badia, concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, "deberá declarar como investigado por ceder este inmueble [la okupa Tres Lliris] del Ayuntamiento en la calle Nil i Fabra a los okupas en 2017". 

Recuerda que el electo está citado por el juzgado de Instrucción número 27 por presunta prevaricación y malversación por entregar el inmueble --que es municipal-- a los intrusos "a pesar de la orden de cese de actividad y las constantes quejas vecinales". 

Fiscalía investigó el ruido

En efecto, la causa contra Badia por Tres Lliris se sigue por la cesión del activo a los antisistemas en 2017, entrega que se ha vuelto a producir en 2021. Por el camino, la Fiscalía de Barcelona investigó la actuación municipal por ruido, pero las diligencias se archivaron. 

Como explicó este medio, Tres Lliris provocó unas 30 quejas vecinales por ruido, 78 actuaciones de la Urbana y el impago del alquiler pactado con los anticapitalistas. Pese a ello, el distrito de Gracia, que depende de Badia, renovó con los squatters el año pasado.