Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los vecinos de Barcelona, con carteles que piden la destitución del concejal Eloi Badia / CG

Clamor vecinal para cesar a Eloi Badia por su "nefasta gestión"

Diecinueve asociaciones de residentes alertan de que las decisiones del concejal "pueden provocar graves perjuicios al futuro de la ciudad"

4 min

Clamor vecinal para que Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, destituya a Eloi Badia. Diecinueve asociaciones de residentes han exigido a la primera edil que prescinda de los servicios del concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica por su "nefasta" gestión, que podría "provocar graves perjuicios al futuro de la ciudad". 

Lo ha pedido un portavoz de la Federación de Barrios de Gracia --distrito que preside el electo-- recogiendo las reivindicaciones de las plataformas ciudadanas. Cada una desde sus peticiones particulares, las entidades han lamentado la "prepotencia" del regidor de BComú, partido de la alcaldesa Colau, y su supuesta negativa a negociar los temas de ciudad "salvo con las asociaciones que son de su línea ideológica". 

Petición formal

Los demandantes han entrado una petición formal de destitución en la Oficina de Atención Ciudadana del Ayuntamiento de Barcelona situada en la plaza Sant Miquel, a pie del Edificio Novísimo de la Administración local. Antes, una veintena de representantes vecinales se han concentrado ante el edificio oficial portando pancartas que pedían el relevo del concejal.

¿Por qué motivos? Esgrimen varios. Desde Aire Net lamentan que Badia no haya puesto control a la planta de valorización de residuos Tersa, pese a que BComú prometió acabar con la incineración al final del primer mandato, esto es, en 2019. Stop Tanatori de Sants critican que el electo no haya vetado el equipamiento funerario "innecesario" en la antigua fábrica Germans Climent, por cuanto Badia preside Cementiris de Barcelona. Las asociaciones de Gracia, a su vez, afean la falta de diálogo del edil, una confrontación que ha escalado y terminará en querella penal, como avanzó Metrópoli Abierta

Gracia, rota

Tengan o no razón la gestión de Eloi Badia al frente de su área y distrito ha dividido a los vecinos. Un representantes de la Federación de Barrios de Gracia ha recordado que el concejal "dialoga solo con los que piensan como él" y se niega a reunirse con "los que somos apolíticos y tenemos otras preocupaciones". Como muestra un botón: el conflicto de las casitas de la calle Encarnació ha partido a los residentes del distrito entre favorables al plan urbanístico y los que se oponen al mismo, cuando la actuación era, en teoría, para beneficiar a los locales

Antes de ello, Badia protagonizó otras polémicas al embarcarse en una guerra por la municipalización del servicio de agua que ha recogido nulos resultados, o por crear una funeraria municipal que su gobierno municipal ha terminado enterrando por falta de apoyos políticos tras llevarse cuatro revolcones en el pleno. Sobre el tapete político quedan también las subvenciones del Ejecutivo local a Enginyeria sense Fronteres (ESF), la oenegé en la que Badia fue project manager antes de dar el salto a la política. Las investiga Fiscalía