Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Elies Campo, el ingeniero coautor del informe que dio origen al Catalangate / CG

El 'cerebro' del Catalangate: "Asesoré al Govern, pero no cobré"

El ingeniero Elies Campo rechaza estar detrás de Tsunami Democràtic: "No tengo constancia"

3 min

El cerebro del Catalangate admite que asesoró a la Generalitat de Cataluña, aunque subraya que no cobró por su encargo. El ingeniero Elies Campo también ha negado estar detrás de la organización de Tsunami Democràtic, pese a que una investigación judicial en la Audiencia Nacional le vincula a la gestión de la movilización independentista. 

En declaraciones a RAC1, Campo ha reconocido que fue uno de los 30 expertos que asesoraron a la Administración autonómica en la iniciativa Catalunya 2022, un proyecto impulsada por el expresident Quim Torra que buscaba trazar las líneas maestras de la recuperación económica de la región tras la pandemia del coronavirus. El ingeniero ha asegurado que trabajó durante un año en el encargo, pero que fue una aportación no remunerada. Sin embargo, ha dejado en el aire las explicaciones de por qué brindó su conocimiento a la Generalitat de forma gratuita.  

"¿Tsunami? No me consta"

El alto cargo de Telegram también se ha desmarcado de Tsunami Democràtic, pese a que la Audiencia Nacional le investiga como uno de los promotores de la organización anónima que vehiculó las protestas contra la sentencia del procés en 2019. 

Miembros de Tsunami Democràtic en los alrededores del Camp Nou / EP
Miembros de Tsunami Democràtic en los alrededores del Camp Nou / EP

"No me consta esa relación, tengo cero relación con Tsunami", ha remarcado Campo. En su defensa, ha explicado que "no le ha llegado ninguna notificación" de que le estén investigando por ello. 

"Muchos espiados"

El también exdirectivo de Whatsapp ha explicado que entró en contacto con The Citizen Lab, el grupo de trabajo universitario que destapó el presunto espionaje ilícito del independentismo catalán denominado caso Pegasuspor "su vínculo" con la empresa de mensajería. "Coordiné la investigación como voluntario, en mi tiempo libre, poniéndome en contacto con los afectados", ha dicho. Lo hizo mientras trabajaba en Whatsapp. 

Ese desempeño le llevó a descubrir los cerca de 60 presuntamente espiados con el software israelí, que serían "muchos más", pues la supuesta infección de los teléfonos móviles permitió acceder a "sus contactos" y conversaciones privadas con estos. No obstante, desconoce si, en el caso de los activistas y políticos secesionistas, existía una orden judicial que avalara este nivel de investigación. Cabe recordar que la entrada a terminales con este programa también ha llegado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Defensa, Magarita Robles, hecho que ha abierto el debate sobre la seguridad nacional.