Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, propone levantar barreras en la C-32 sur cuando la AP-7 vaya muy cargada / EUROPA PRESS

Elena propone levantar barreras en la C-32 sur cuando la AP-7 vaya "muy cargada"

Pese a que la autopista de los túneles del Garraf es de concesión autonómica, el 'conseller' de Interior carga contra el Gobierno por la falta de planificación con el fin de los peajes

5 min

El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, no descarta levantar las barreras de los peajes de la autopista C-32 sur, la de los túneles del Garraf, para descongestionar la AP-7 cuando vaya “muy cargada”. “Sería una vía razonable para poder permitir que se distribuyan los vehículos”, ha sugerido.

En una entrevista en El Matí de Catalunya Ràdio, Elena ha vuelto a cargar contra el Gobierno de España al considerar que no planificó el fin de los peajes. “La falta de planificación por parte del Estado ha sido tan evidente que incluso no tenían contratada la empresa que tenía que sacar las cabinas de cobro en el momento que se había acabado la concesión”. No obstante, el propio conseller ha propuesto como solución una medida que está en manos de la Generalitat --la C-32 es de concesión autonómica-- y que hasta ahora no se ha puesto en marcha.

Imagen de archivo de un peaje de Cataluña / EFE
Imagen de archivo de un peaje de Cataluña / EFE

Descongestionar la AP-7

En una rueda de prensa este martes, el conseller recordó que el tráfico en la AP-7 se ha incrementado un 40% desde la retirada de los peajes. Algo que podría solventarse si desde el Ejecutivo invirtiesen más en Rodalies, ya que potenciaría la opción del transporte público que es de las pocas alternativas que tienen los catalanes para moverse, al menos entre semana. 

Asimismo, anunció varias medidas para reducir las colas y la accidentalidad en esta autopista, que han aumentado en las últimas semanas. En este sentido, ve “inaceptable que haya tantas retenciones entre semana como si fuera un domingo o un viernes”. Por ello, desde la Conselleria de Interior dotarán de un carril adicional de 40 kilómetros al sur de la AP-7 para esponjar el tráfico; otro en la C-32 norte (de Llavaneres a Montgat) y, dentro de dos fines de semana --hay que poner señalización--, repetirán esta intervención entre Parets y Sant Celoni, a fin de “resolver las retenciones que se producen a la altura de La Roca”.

La primera prueba: el puente de Sant Joan

Por otra parte, a partir del puente de Sant Joan entrará en funcionamiento un sistema de grúas situadas en puntos estratégicos para “llegar lo antes posible a retirar los vehículos accidentados”. Además, ese fin de semana comenzarán las “restricciones de circulación de camiones”, que se mantendrán en julio y en fechas señaladas. En concreto, no podrán circular los sábados entre las diez de la mañana y las dos de la tarde, ni los domingos entre las cinco de la tarde y las diez de la noche. Asimismo, solo podrían ir por el carril derecho y a 80 kilómetros por hora en vísperas de una operación salida, o cuando el día siguiente sea festivo.

Camiones de transportistas circulan por una autopista catalana / EUROPA PRESS
Camiones de transportistas circulan por una autopista catalana / EUROPA PRESS

No obstante, Elena no contempla prohibir su circulación. "Se tiene que saber convivir: actividad económica, transporte de mercancías, la voluntad de ir de fin de semana de algunas personas y la necesidad de ir a trabajar cada día. Se tiene que buscar el equilibrio”, ha concluido.

Quien todavía no se ha pronunciado acerca de los problemas que sufre la AP-7 y el resto de vías catalanas es el conseller de Territorio, Jordi Puigneró (Junts), a pesar de las competencias de su Departamento para gestionar las infraestructuras.