Menú Buscar
Ernest Maragall, candidato a la alcaldía de Barcelona en las elecciones municipales del 26M / EFE

Ni 'indepes' ni constitucionalistas obtendrían mayoría en Barcelona, según un nuevo sondeo

Ernest Maragall continúa como favorito a la alcaldía de la capital catalana pero la única suma posible para gobernar sería con los 'comuns'

07.05.2019 08:01 h.
4 min

La alcaldía de Barcelona se resolverá con el pactómetro. El gran favorito de las últimas encuestas --el candidato de ERCErnest Maragall-- sigue acaparando la mayor intención de votos en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo, aunque no los suficientes para gobernar en solitario ni para instaurar un equipo 100% independentista en el consistorio. 

La última encuesta realizada por el Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (Gesop) para El Periódico, Esquerra conseguiría el 22,5% de los votos, lo que se traduce en 11 concejales en el Ayuntamiento de Barcelona. La segunda fuerza más votada sería Barcelona en Comú (BComú), liderada por la actual alcaldesa Ada Colau

ERC suma con BComú

El apoyo social que estima este sondeo para Colau es menor que el recibido en 2015, pero sería suficiente para ofrecer al partido de Maragall un equipo de gobierno estable, ya que entre ambos partidos sumarían la mayoría absoluta del Consistorio. La intención de voto hacia los comuns cae cinco puntos respecto a las últimas elecciones locales. El 20% de los barceloneses y barcelonesas apoyarían la segunda candidatura de Colau, que conseguiría entre nueve y diez concejales. 

La caída de votos de la actual alcaldesa se vería compensada con el gran auge del partido republicano catalán, que recibiría el 22,5% de las papeletas depositadas en las urnas --frente al 11% recibido en los comicios pasados--. Eso sí, BComú debería recibir el máximo de esta estimación, ya que de lo contrario se quedaría, con ERC, a las puertas de la mayoría, obtenida con 21 concejales.

Caída de concejales de JxCat

El bloque independentista no sumaría los asientos suficientes para controlar la ciudad más importante de Cataluña. JxCat --en los comicios de hace 4 años, bajo la marca PDeCAT-- sufre una caída de apoyos que deja fuera de las posibilidades su entrada al equipo municipal, algo que ya se ha puesto de relevancia en las votaciones del 28A.

En 2015, el partido de Carles Puigdemont recibió el 22,6% de los votos y se hizo con 10 sillas en el Consistorio; El próximo 26M, la lista encabezada por Joaquim Forn y Elsa Artadi rebajaría sus apoyos al 12% de la ciudadanía, por lo que conseguiría entre cinco y seis ediles. 

PSC, partido que más sube

El apoyo a los socialistas catalanes sube como la espuma en los comicios municipales. La intención de voto para la lista de Jaume Collboni aumentaría 17 puntos porcentuales (del 9,6% en 2015 al 16,6% en 2019). Pasaría de cuatro a ocho representantes en el Ayuntamiento de Barcelona, aunque este resultado deja de ser relevante en el pactómetro

El acuerdo más coherente de este partido sería con BComú --como ya ocurrió en la primera mitad del gobierno de Colau--, pero la suma de ediles se queda a tres de la mayoría absoluta. Tampoco sería posible un pacto de partidos no independentistas para controlar el Consistorio barcelonés, ya que la unión de los socialistas, el PP y Manuel Valls --con Ciudadanos-- obtendría 16 concejales.