Menú Buscar
Imagen del Parlamento Europeo, donde se traslada la batalla por el centro-derecho en España / EFE

La batalla entre el centro-derecha español se traslada a las europeas

A poco más de medio año de los comicios, PP y Ciudadanos ultiman sus comicios en los que está en liza el mismo espacio electoral

9 min

El Consejo de la Unión Europea ha fijado que las próximas elecciones comunitarias se celebrarán entre los días 23 y 26 de mayo del próximo año. El mismo fin de semana en que tendrán lugar las locales y las autonómicas en buena parte de España. El contexto hace prever un incremento de participación en una legislatura en que España ganará cinco eurodiputados gracias al brexit. Los partidos están inmersos en el rompecabezas de definir sus candidaturas para unos comicios que en el país se consideran la primera batalla por el control del centro-derecha.

A no ser que Pedro Sánchez avance las generales a la primera mitad del próximo año, las europeas serán la primera contienda en la que Ciudadanos y el PP medirán realmente sus fuerzas. Y serán previsiblemente los que muestren de forma más clara qué espacio ocupa ahora la formación encabezada por Albert Rivera tras la marcha de Mariano Rajoy del Gobierno, ya que los comicios a la Comisión Europea son de circunscripción única.

Avance de Vox

Todo ello, bajo la sombra de Vox. Este partido situado más al extremo de la derecha conservadora tradicional en España ha cogido fuerza en los últimos años, especialmente en Cataluña. Ha pasado en cuatro meses de los 2.400 afiliados a los 10.000 en todo el país y podría llegar a tener representación en la Eurocámara.

Sus responsables señalan que UPyD logró conseguir 8.000 apoyos en sus 10 años de vida, y en las elecciones de 2014 obtuvo más de un millón de votos que lo llevaron a tener cuatro escaños.

Cospedal, cabeza de lista

Para frenar la sangría de adhesiones, desde el PP se da por sentado que Pablo Casado llevará a María Dolores de Cospedal a la cabeza de las listas de las europeas tras su renuncia al partido en Castilla-La Mancha. Se advierte de que la estrategia tendrá rédito en España, pero que las consecuencias en el ámbito comunitario son más confusas.

La ex secretaria general de los populares es considerada del ala dura de la formación, cuestión que tranquilizaría a los que reniegan de la deriva centrista del partido, pero desplazaría de la lista a Esteban González Pons. Tras una legislatura en Bruselas, el líder de la delegación española dentro del PP está en la terna para sustituir a Manfred Weber (CSU) como líder de este grupo en el Parlamento.

Buena prensa de González Pons

Su buena prensa dentro de esta familia en la Eurocámara le situaría en una posición clave si se completara el plan con el que se especula desde la formación; que el diputado por Baviera fuera el sustituto de Jean-Claude Juncker en la presidencia de la Comisión. Ha sido el primero en dar el paso en el proceso de los Spitzenkandidaten, la elección de los líderes de las diferentes corrientes políticas en el Parlamento comunitario.

¿Podría Cospedal ejercer de líder en el grupo parlamentario? ¿Y alcanzar algún cargo de responsabilidad en la Comisión? Desde las instituciones europeas se considera que no sería el mejor escenario posible para una persona que no tiene experiencia en un Parlamento con un funcionamiento complejo, aunque no sería la primera ocasión. Existe consenso de que se requiere aproximadamente un año para comprender la idiosincrasia y los tempos que se siguen en una institución en que conviven 751 diputados, sus asesores e igual número de funcionarios.

Votación sobre Hungría

Los mismos interlocutores explican que también se debe tener en cuenta esta precampaña electoral para justificar la división del PP en la votación en que se censuraba al Gobierno de Hungría, encabezado por Víktor Orban, por vulnerar los valores fundamentales de la Unión Europea recogidos en el informe Sargentini

La crisis en la familia democristiana fue más profunda en la delegación española del PP. Tres eurodiputados votaron en contra del documento, otros nueve se abstuvieron y otros cuatro, entre los que se encontraba González Pons, directamente no participaron en la votación. Fuentes próximas a la Comisión advierten de que tras este movimiento está un intento de Casado de perder votos por la derecha. Más, cuando el debate inmigratorio será capital en los comicios.

Ciudadanos busca representantes

El PP ya ha empezado a mover sus fichas mientras su rival más directo, Ciudadanos, está en “plena reflexión” sobre la configuración de las listas para estos comicios, indican fuentes del partido. Los mismos interlocutores remarcan que es la cúpula de la organización la que define quién debe concurrir en las elecciones y que, por ahora, no ha hecho ni siquiera aproximaciones a los candidatos que están en la terna.

Javier Nart podría repetir, aunque ni confirma ni desmiente sus intenciones electorales. Es de los veteranos de los representantes españoles en Europa. A sus 71 años de edad, sólo le superan el popular Luis de Grandes (73 años) y el republicano Josep Maria Terricabras (72 años). Aunque esta experiencia colisiona con la renovación generacional de la política en España que se ha impuesto en los últimos años.

Cañas, en la terna

A Rivera le salió mal la jugada electoral de 2014. Además de Nart, consiguió un escaño en la Eurocámara Carolina Punset. La también diputada y portavoz autonómica de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana se ha distanciado de la línea central del partido. La ruptura fue evidente en octubre de 2016, cuando abandonó la ejecutiva de la formación.

El nombre de Jordi Cañas está en la terna. El exdiputado catalán tiene experiencia en Bruselas, ya que fue asesor del grupo parlamentario en la Eurocámara cuando dimitió de sus cargos en el Parlament al ser imputado por fraude fiscal. Finalmente, ha resultado absuelto del caso. Desde su entorno señalan que sí estaría dispuesto a encabezar la lista del partido, pero nunca si eso implicara pasar por encima de Nart. Si se llegara a abrir un nuevo proceso de primarias, lo más probable sería una victoria del abogado, añaden los mismos interlocutores.

Resultados esperados

El grupo, además, aspira a fulminar los resultados de 2014. Entonces obtuvo tan sólo 497.146 apoyos en España. Cinco años más tarde, las primeras encuestas apuntan a que podría llegar a triplicar este resultado. Estaría en liza con PP y PSOE para conseguir la hegemonía en los comicios e incluso se apunta a que podría pedir algún cargo en la Comisión. Los resultados el avalarían al respecto.

Mientras Casado perfila una lista para cerrarles el paso, Rivera busca a candidato. Se espera que las candidaturas de ambas formaciones salgan a la luz en el primer trimestre de 2019.