Menú Buscar
Imagen de archivo de la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña / CG

El TSJC insta a la Fiscalía a actuar por desobediencia

El Ministerio Publico abrirá diligencias de investigación pero no se prevé una actuación inmediata en el Ayuntamiento de Badalona

12.10.2016 11:04 h.
3 min

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha puesto en conocimiento de la Fiscalía los hechos ocurridos en Badalona por poder ser constitutivos de un delito de desobediencia contra aquellos que han contravenido la resolución que obligaba a guardar fiesta durante el día de hoy. La sala de lo Contencioso-Administrativo, que ya alertó de la consecuencias de dicha desobediencia en el propio auto, ha trasladado a toda prisa a la fiscalía la Noticia Criminis acaecida en Badalona.

La Fiscalía, al quite

La Fiscalía abrirá diligencias de forma inmediata según las fuentes consultadas por Crónica Global. Lo que no queda tan claro es si, a pesar de la flagrante conducta a investigar, el Ministerio Público promoverá alguna medida cautelar contra los presuntos autores.

En fuentes de la Fiscalía se da por seguro que lo primero que se va a hacer es instar el concurso de unidades de policía judicial para que “investiguen” y “elaboren un informe” de lo acontecido.

El TSJC se queja, pero no se moja

El sector mas conservador del TSJC recuerda que el Código Penal y las leyes procesales recogen el concepto de detención e ingreso en prisión preventiva en algunos supuestos que se darían en este caso: por ejemplo, que la conducta a incriminar fuera una afrenta al interés general o que el bien jurídico a proteger (en este caso, la unidad del Estado), estuviera en riesgo.

Sin embargo, de manera oficial nadie se moja ni plantea medidas más contundentes que la apertura provisional de diligencias de investigación. Fuentes jurídicas alertan de la gravedad de lo acontecido porque el delito de desobediencia concurriría, además junto con el de rebelión, prevaricación y malversación.

Patata caliente

La patata caliente, pues, la tiene ahora encima de la mesa la Fiscalía y eventualmente, el juez de guardia de Badalona. Tiene dos opciones: o la apertura de parsimoniosas y moderadas diligencias de investigación (lo que ya ocurrió en el 9N) o la ejecución de las medidas más taxativas que contempla el articulo 503 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.