Menú Buscar
'Dignidad' a punta pala en el juicio del 'procés'

El Supremo multa con 2.500 euros a Baños y Reguant

Los dos exdiputados de la CUP se han negado a contestar a las preguntas de Vox

27.02.2019 20:33 h.
3 min

El Tribunal Supremo multa con 2.500 euros a Antonio Baños y Eulàlia Reguant. Los dos exdiputados de la CUP se han negado a contestar a las preguntas de Vox durante su comparecencia como testigos en el juicio del 1-O este miércoles.

Baños y Reguant no han querido responder a la acusación popular que ejerce el partido de extrema derecha. Pese a haber sido advertidos por el presidente de la Sala, Manuel Marchena, de las consecuencias legales de su decisión, se han negado a contestar, y el magistrado ha interrumpido el interrogatorio, por lo que ambos han abandonado el lugar sin prestar testimonio.

Cinco días para rectificar

Aunque fuentes jurídicas han confirmado la sanción, el tribunal ha dado a los dos exdiputados cinco días para reconsiderar su posición, ya que también pueden imputarles por desobediencia

Los testigos de los procesos judiciales están obligados por ley a declarar ante el tribunal que los convoca y su negativa a hacerlo, como han hecho hoy dos miembros de la CUP en el juicio del procés, acarrea multa y una posible persecución penal por desobediencia grave a la autoridad.

Ley de Enjuiciamiento Criminal 

Así lo determina la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en su artículo 420, al que se exponen Baños y Reguant por negarse a responder a las preguntas de Vox.

"Sepa que no responder a las preguntas de la parte puede tener consecuencias penales para usted que este tribunal no quiere poner en marcha", ha advertido Marchena al primero de ellos.

Juzgado de guardia

Además, el magistrado ha avanzado que dará parte al juzgado de guardia para que tome las decisiones oportunas. Ambos han abandonado la Sala, ya que el tribunal no les ha permitido contestar al resto de partes --Fiscalía y defensas--. El letrado Benet Salellas ha pedido a Marchena reconsiderar su decisión -- "como defensa nos vamos a quedar sin la posibilidad de interrogar a la testigo", ha manifestado--, pero éste se ha negado a "sentar un precedente" permitiendo a los testigos no contestar a la acusación popular.