Menú Buscar
El Rey Felipe VI, durante el mensaje de Navidad

El Rey llama al diálogo a los partidos tras el 20D

Felipe VI pide a los políticos concertación y compromiso, y transmite a los ciudadanos “confianza en la unidad y continuidad de España” y en la “supremacía” de la Constitución

Redacción
5 min

El Rey Felipe VI ha hecho un llamamiento al “diálogo, la concertación y el compromiso” de los partidos tras los resultados registrados en las elecciones generales del 20 de diciembre.

En su mensaje de Navidad de este jueves --el segundo de su reinado--, el monarca ha entrado de lleno en la compleja situación política que dejaron las urnas y ha pedido a las distintas formaciones que se esfuercen “para asegurar y consolidar lo conseguido a lo largo de las últimas décadas y adecuar nuestro progreso político a la realidad de la sociedad española de hoy”.

“Superación de nuestras diferencias históricas”

“La España actual es muy distinta de la España de los siglos que nos preceden gracias a una auténtica y generosa voluntad de entendimiento de todos los españoles, a un sincero espíritu de reconciliación y superación de nuestras diferencias históricas y a un compromiso de las fuerzas políticas y sociales con el servicio a todo un pueblo, a los intereses generales de la Nación, que deben estar siempre por encima de todo”.

“Esta es la gran lección de nuestra historia más reciente que nunca debemos olvidar”, ha añadido.

“La ruptura de la Ley” conduce a la “decadencia”

Felipe VI ha advertido de que “la ruptura de la Ley, la imposición de una idea o de un proyecto de unos sobre la voluntad de los demás españoles, solo nos ha conducido en nuestra historia a la decadencia, al empobrecimiento y al aislamiento”. “Ese es un error de nuestro pasado que no debemos volver a cometer”, ha subrayado.

El monarca ha apelado al “entendimiento, la convivencia y la concordia en democracia y libertad”, y ha recordado que “respetar nuestro orden constitucional es defender la convivencia democrática aprobada por todo el pueblo español; es defender los derechos y libertades de todos los ciudadanos y es también defender nuestra diversidad cultural y territorial”.

“Confianza en la unidad y continuidad de España”

El Rey también ha reiterado “un mensaje de serenidad, de tranquilidad y confianza en la unidad y continuidad de España; un mensaje de seguridad en la primacía y defensa de nuestra Constitución”.

Y ha transmitido “un mensaje de esperanza en que la reflexión serena, el contraste sincero y leal de las opiniones, y el respeto tanto a la realidad de nuestra historia, como a la íntima comunidad de afectos e intereses entre todos los españoles, alimenten la vigencia de nuestro mejor espíritu constitucional”.

“Ensalzar todo lo que nos hace sentirnos españoles”

La mayor parte del discurso ha estado centrado en ensalzar los valores de la unidad y la cohesión nacional. Unos valores que ha asociado al “entendimiento”, el “espíritu fraternal” y la “convivencia”.

“Creo sinceramente que hoy vivimos tiempos en los que es más necesario que nunca reconocernos en todo lo que nos une. Es necesario poner en valor lo que hemos construido juntos a lo largo de los años con muchos y grandes sacrificios, también con generosidad y enorme entrega. Es necesario ensalzar todo lo que somos, lo que nos hace ser y sentirnos españoles”, ha destacado el monarca, que en otro momento se ha referido a “la grandeza de España”.

“Las distintas formas de sentirse español”

El Rey ha señalado que “en la España constitucional caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben las distintas formas de sentirse español; de ser y de sentirse parte de una misma comunidad política y social, de una misma realidad histórica, actual y de futuro, como la que representa nuestra nación”.

En ese sentido, ha reconocido que “nuestra identidad” se explica por “nuestra lengua en común, junto a las demás lenguas de España”. Y ha subrayado la “diversidad en el autogobierno de nuestras nacionalidades y regiones”.

Economía, empleo y desigualdad

Felipe VI ha dedicado la última parte de su mensaje de Navidad a la economía, el empleo, los servicios públicos, las desigualdades, Europa, el terrorismo, los refugiados y el cambio climático.

Y ha finalizado con un llamamiento a “desterrar los enfrentamientos y los rencores; y sustituir el egoísmo por la generosidad, el pesimismo por la esperanza, el desamparo por la solidaridad”.

“Los españoles nunca nos hemos rendido ante las dificultades, que han sido grandes, y siempre las hemos vencido. [...] Y sabemos, además, que tenemos que seguir caminando con la voluntad de entendimiento y con el espíritu de unión a los que me refería al principio. [...] Hagámoslo con toda la fuerza y la confianza de quienes estamos orgullosos --con razón-- de lo que hemos conseguido juntos y, sobre todo, de lo que juntos vamos a conseguir”, ha concluido.