Menú Buscar
El Rey Felipe VI y el diputado de Foro Asturias, Isidro Manuel Martínez Oblanca.

El Rey insinúa que habrá otra ronda de contactos

El monarca deja ver que el primer candidato a la investidura puede no ser presidente

Redacción
2 min

Aun no se sabe quien será el candidato designado por el Rey Felipe VI para la investidura como presidente del Gobierno. Pero sí se intuye que este tiene muchas probabilidades de no ser investido. Y así lo ha dejado entrever el propio monarca.

El Rey, que ha iniciado este lunes la ronda de consultas con los partidos más minoritarios, se ha despedido de los representantes de Nueva Canarias y Foro Asturias –que concurrieron a las elecciones en las listas del PSOE y del PP, respectivamente– anticipándoles que, según como se desarrollen los acontecimientos, volvería a recibirles "en un futuro inmediato". Así lo han revelado el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, y el de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, en comparecencias posteriores a la reunión con Felipe VI.

Nuevos contactos si 'falla' el primer candidato

Esta hipotética segunda ronda de consultas con los partidos se produciría si el candidato designado por Felipe VI no lograra ser investido y el monarca propusiera a continuación un segundo candidato, o bien en el caso de nuevas elecciones.

En la relativamente corta tradición parlamentaria española desde la recuperación de la democracia, el candidato a la investidura ha sido siempre el partido vencedor en las elecciones. Y, en este sentido, el presidente en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, ya ha anunciado su intención de intentar ser elegido en la primera ronda de votaciones en la cámara baja.

La posibilidades de Rajoy y de Sánchez

Rajoy, no obstante, no tiene en absoluto garantizada la investidura: no le basta con el aval de C's, y necesitaría también el de los socialistas, o el de una poco probable suma de C's con los nacionalistas conservadores vascos del PNV y los independentistas catalanes de DL.

Tampoco parecen sencillas, a priori, las posibilidades del líder del PSOE, Pedro Sánchez, que para sumar la mayoría absoluta debería llegar a un acuerdo con Podemos y C's, o bien con la formación de Pablo Iglesias, y prácticamente todos los diversos grupos nacionalistas, incluyendo probablemente a ERC y DL.