Menú Buscar
El Rey ha recibido esta mañana a la portavoz de La Marea-Podemos, Alexandra Fernández.

El referéndum catalán deja de ser la línea roja de un pacto de gobierno para Podemos

Algunos dirigentes del partido ponen por delante el programa social en medio de rumores sobre un acuerdo con el PSOE para apoyar un Ejecutivo de izquierdas

Redacción
3 min

Algunos destacados portavoces de Podemos empiezan a descafeinar su propuesta de referéndum en Cataluña como condición sine qua non para firmar un pacto de gobierno.

La diputada de Podemos Tania Sánchez ha afirmado que no sabe de dónde se ha sacado la conclusión de que el referéndum catalán sea una "línea roja" para su partido a la hora de negociar acuerdos de gobierno, y ha afirmado que la línea roja es que se resuelvan los problemas y haya "un proyecto de país a largo plazo".

Nunca lo fue

"Lo que no termino de entender es cuándo se estableció y de dónde se sacó la conclusión de que el referéndum era una línea roja", ha dicho durante un debate en Telecinco.

"Nosotros lo que estamos diciendo es que la línea roja es que el proyecto de país que surja a partir de ese gobierno tiene que ser capaz de resolver los problemas y de garantizar un proyecto de país a largo plazo", ha añadido.

La obsesión

Por su parte, la secretaria general y portavoz parlamentaria de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha priorizado la agenda social frente a la consulta catalana a la hora de llegar a acuerdos con el PSOE de cara a la investidura del próximo presidente del Gobierno, al tiempo que ha considerado que la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, "está obsesionada" con este asunto.

En rueda de prensa en el Parlamento, a preguntas de los periodistas, Rodríguez ha considerado que para que Podemos y PSOE acerquen posturas a nivel nacional, "el PSOE debe decir primero cuál es su proyecto de presidencia" porque, ha advertido, "hasta ahora hay una declaración de voluntad para presentar una candidatura alternativa a Rajoy, pero nos falta saber para qué, porque en función de eso sus socios serían unos u otros".

Los rumores

Estas declaraciones, que ha sido contestadas desde el PSOE de Andalucía recordando las veces que Pablo Iglesias habló de líneas rojas, se producen en paralelo a los rumores sobre un presunto acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para apoyar un Gobierno que contaría con el respaldo del PNV y la abstención del resto de los grupos, excluidos el PP y Ciudadanos.

El propio Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, fue el primero en dar credibilidad a los rumores el martes.