Menú Buscar
Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, conversa con Carme Forcadell, presidenta del Parlament.

El rechazo a la reforma laboral divide a CDC y ERC en las votaciones de medidas contra la pobreza

El Parlament aprueba 40 resoluciones, pero las entidades sociales temen que no se ejecuten sin nuevos presupuestos

M.J.C.
2 min

El Parlament ha aprobado 40 resoluciones presentadas por los grupos en el pleno monográfico sobre emergencia social celebrado a instancias de PSC y Catalunya Sí Que Es Pot (CSQP). Curiosamente, la ideología ha pesado en CDC y ERC, que han votado divididos, a pesar de formar coalición en Junts pel Sí (JxSí).

Ocurrió durante la votación de una resolución de la CUP cuyo objetivo era expresar el rechazo de la Cámara autonómica a la reforma laboral del PP. Los 28 diputados de ERC se posicionaron a favor y los 34 de CDC se abstuvieron. La iniciativa quedó aprobada. Se da la circunstancia de que CiU votó a favor de la reforma laboral impulsada por el PP en 2012.

Unanimidad en 13 resoluciones

Del total de medidas que se quieren impulsar, trece han sido aprobadas por unanimidad. Sin embargo, las entidades sociales que han asistido a las sesiones temen que esas iniciativas queden en papel mojado si no se aprueban los presupuestos de la Generalitat de este año, algo que está en el aire, pues el Govern no tiene garantizados los apoyos suficientes.

Destacan las propuestas destinadas a garantizar la ampliación de la renta mínima de inserción para adecuarla a las necesidades reales, de las becas comedor a todos los demandantes y del alojamiento de las víctimas de violencia machista. La reducción de las listas de espera en el sistema sanitario, el apoyo a los trabajadores autónomos y la mejora del acceso a la vivienda también son objetivos que el Parlament ha marcado como prioritarios.

Por otra parte, se ha acordado realizar un informe anual sobre el progreso social en Cataluña y la creación de una comisión de seguimiento de los acuerdos aprobados.