Menú Buscar
Desalinizadora de Aguas Ter-Llobregat (ATLL) en el río Llobregat

El PSC quiere quitar a Acciona la gestión de ATLL

Junts pel Sí y PP presentan una enmienda a la totalidad a la proposición de ley que presentarán los socialistas en el pleno del Parlament

María Jesús Cañizares
4 min

El pleno del Parlamento catalán decidirá la próxima semana si da luz verde a una proposición de ley del PSC relativa al retorno a la gestión pública de Aïgues Ter Llobregat (ATLL). A la chapucera adjudicación de este servicio a la empresa Acciona, anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), se ha unido recientemente un informe de la Oficina Antifraude de Cataluña en el que se denuncian graves irregularidades contables, tal como publicó Crónica Global.

La tramitación de la iniciativa socialista, que quedó en suspenso tras el cambio de Gobierno, permitirá visualizar extrañas alianzas, pues Junts pel Sí contará con el apoyo del PP para rechazar una propuesta que la CUP ve con buenos ojos.

El papel de la CUP

Los antisistema son los aliados oficiales del Gobierno de Carles Puigdemont en esta legislatura, pero cuestiones como la gestión de ATLL, el proyecto de BCN World o las subvenciones a los colegios de elite provocan enormes grietas en esa entente. A su vez, ERC siempre ha rechazado la errática gestión privada de este servicio público, pero se debe a su alianza con CDC.

Junts pel Sí y PP presentarán enmienda a la totalidad de esta iniciativa, que se someterá a votación en la sesión plenaria que comienza el 2 de marzo y que difícilmente prosperará al no contar con mayoría suficiente.

Sociedad mercantil

La iniciativa, registrada por la portavoz del PSC Eva Granados y del diputado de este grupo Jordi Terrades, pretende “retornar a un sistema de gestión directa de los bienes e instalaciones de titularidad de la Generalitat que integran la red Ter-Llobregat”.

En el texto, al que ha tenido acceso este diario, se propone la creación de una sociedad mercantil íntegramente participada por la Generalitat, en la línea del Ente de Abastecimiento del Agua creado en 1990. Este ente quedó disuelto mediante la aprobación de la ley 10/2011 de simplificación y mejora de la regulación normativa, que abrió la puerta a la explotación y gestión indirecta de los bienes e instalaciones de titularidad de la Generalitat que integran la red Ter-Llobregat.

Acatar al TSJC

El PSC invoca la resolución del TSJC, que consideró nulo el proceso de adjudicación de ATLL a la empresa Acciona, y reclama una reforma de la citada ley para que el servicio vuelva a tener gestión íntegramente pública. Durante un período de transición, indica la proposición de ley, la Agencia Catalana del Agua (ACA) --dependiente de la Generalitat-- se convertiría en la entidad prestadora del servicio de abastecimiento de agua hasta que la nueva “sociedad de gestión directa prevista pueda asumirla”.

La ACA nombraría un "interventor técnico encargado de fiscalizar la reversión de los citados bienes e instalaciones del servicio a favor de la Generalitat de Cataluña, así como de preparar el inventario de medios materiales y de medios personales que deberán ser adscritos por parte del Govern a la sociedad de gestión directa del servicio”.