Menú Buscar
El locutor Josep Cuní, en una imagen de promoción de su programa '8 al dia' / CG

El programa de Josep Cuní, en la cuerda floja

Godó negocia la continuidad en 8TV del veterano periodista, cuyo entorno ha hecho ya gestiones con TVE, sin perder de vista otros destinos como Atresmedia o TV3

27.02.2017 00:00 h.
4 min

¿Seísmo o terremoto en los medios de comunicación soberanistas? El Grupo Godó podría replantearse la continuidad del programa estrella de la cadena de televisión, 8 al dia, conducido por el veterano periodista Josep Cuní. El motivo es el alto coste de esa producción en un momento deficitario para la televisión 8TV, que forma parte destacada de la división audiovisual de la compañía.

El contrato de Cuní finaliza en junio. La productora que mantiene el contrato con Godó es Grup Broadcaster, que según su propia web preside el popular periodista. Fuentes conocedoras de la negociación han informado a Crónica Global que la renovación del acuerdo entre Godó y Broadcaster pende de un hilo. Medios próximos al Grupo Godó han explicado que las conversaciones suelen desarrollarse a finales del primer trimestre del año, pero aseguran que esta ocasión no se ha tomado una decisión. Por su parte, ni la directora del programa ni sus responsables de comunicación han accedido a hablar con este medio.

Si el programa del conocido locutor peligra se debe a sus costes de producción. Las últimas cuentas presentadas al Registro Mercantil por Broadcaster SL en 2015 situaban los ingresos de la empresa de Cuní en 3,9 millones de euros. Sin embargo, otras fuentes próximas sitúan el coste del espacio televisivo en el entorno de los seis millones. No corren buenos tiempos para los medios de comunicación en general, ni para los editores de La Vanguardia, RAC1 y 8TV, por lo que rescindir el contrato de Cuní o, cuando menos, negociarlo a la baja sería el objetivo de los Godó.

Fichaje con equipo o sin equipo

Los rumores sobre la posibilidad de que esta televisión privada pierda uno de sus programas estrella, convertido en uno de los referentes mediáticos del soberanismo catalán, se remontan a finales de año. Tal es el vigor de esas informaciones que personas del entorno de Cuní hicieron gestiones con TVE. Sin embargo, la cadena española no puede contratar productoras externas y quienes le conocen dudan de que el periodista acceda a pactar un fichaje sin su equipo al completo.

No obstante, la mirada también está puesta en otras cadenas como Atresmedia –a la que pertenecen La Sexta y Antena 3– y TV3.

La continuidad o marcha de Cuní esconde una soterrada pugna entre el conde de Godó, partidario de mantener el programa, y su hijo Carlos Godó, que a finales de 2016 tomó el control de las televisiones y emisoras de radio del grupo (8TV, RAC 105 y Barça TV), tal como informó este diario. El heredero del grupo tiene un perfil financiero muy marcado en su gestión diaria del grupo, lo que le aleja de los planteamientos de su padre, que históricamente ha jugado a favor de políticas editoriales de influencia. Godó, además, ya no es el accionista único de 8TV, donde comparte intereses con el grupo Mediaset.