Menú Buscar
El presidente del BBVA, Francisco González, posa para una entrevista en Davos.

El presidente del BBVA reclama un Gobierno que "no piense en utopías"

Francisco González tercia en el debate de la investidura con un alegato a favor del PP y de sus reformas

Redacción
2 min

Desde Davos, Francisco González, el presidente del BBVA, ha terciado en el debate político que vive el país, sin un partido claro ganador de las elecciones generales de diciembre. Y, como suele habitual en él, lo ha hecho de forma clara y a favor del PP, aun sin citarlo.

En su opinión, "es el momento de la alta política" y ha pedido que el nuevo Gobierno sea "estable" y "realista", que "no piense en utopías" y que continúe con las reformas económicas realizadas en los últimos años.

Lo antes posible

"Los partidos tienen que alcanzar un acuerdo lo más pronto posible y tener un Gobierno que sea estable, que no piense en utopías, que luego crea mucha frustración, y que sea realista, que continúe con lo que se ha hecho los últimos tres o cuatro años, al menos desde el punto de vista económico, que ha sido positivo", ha apuntado González en declaraciones realizadas en el marco del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) y difundidas por la entidad.

En su opinión, la imagen de España "todavía es buena", aunque en estos momentos, "evidentemente, hay un poquito más de preocupación" por la composición del nuevo Ejecutivo. "Es buena, por tanto, la situación todavía, pero no tenemos que perder ese gran momentum" en el que España se encontraba a finales del año pasado.

"Tenemos un gran país"

"Esta crisis ha demostrado que tenemos un gran país", ha apuntado González y ha añadido que es necesario "seguir trabajando" en temas como llegar a acuerdos en educación, aumentar la credibilidad de las instituciones, reducir la temporalidad del trabajo y recortar el déficit público.

En relación con el sistema financiero español y global, González ha señalado que "está sujeto en este momento a muchos desafíos". "Necesitamos más capital, hay una gran regulación y, encima, hay una actividad económica a nivel global reducida y los precios están bajando. Por lo tanto, es un momento complicado", ha añadido.