Menú Buscar
La portavoz adjunta del PSOE en el Congreso, Isabel Rodríguez, y Antonio Hernando el portavoz titular.

El PP y el PSOE quieren pactar con C's la Mesa del Congreso

Los socialistas proponen a Patxi López y buscan el apoyo de Podemos, que también tiene su propio candidato

Redacción
2 min

El secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, ha desvelado este lunes que para configurar la Mesa del Congreso su grupo solo está negociando con Ciudadanos, además de con CC, "porque el PSOE hasta la fecha no ha querido".

En todo caso, ha recordado que en la pasada legislatura el PP renunció a presentar candidato para presidir la Mesa en favor del socialista Patxi López, bajo la premisa de que el presidente del Congreso debía ser de un partido distinto al del Gobierno, y luego los socialistas aspiraron a ambos puestos.

Mezclado con la investidura

El PP está dispuesto a cederle a Ciudadanos un puesto en la Mesa para que el órgano de gobierno de la Cámara sea "más plural" y a la vez tenga estabilidad. El diputado ha evitado avanzar nombres porque de momento se están "valorando posiciones y peticiones para alcanzar ese acuerdo".

El diputado popular espera que haya un acuerdo para formar la Mesa que, a su vez, "favorezca el acuerdo de investidura tan necesario", aunque ha puntualizado que ese pacto --de Gobierno o de investidura-- debe basarse en reformas, no en un puesto en la Mesa.

Patxi López de nuevo

La portavoz adjunta del PSOE en el Congreso Isabel Rodríguez ha afirmado, por su parte, que su partido intenta conseguir el apoyo de Ciudadanos y de Podemos para que Patxi López renueve como presidente del Congreso, pero no con los partidos nacionalistas.

El PSOE no comparte la decisión de Podemos de presentar su propio candidato, Xavier Domènech, y no ha valorado la posibilidad de que finalmente el presidente del Congreso sea de Ciudadanos. En todo caso, ha pedido "prudencia" porque las negociaciones están abiertas.

Rodríguez también ha defendido que las negociaciones para configurar la Mesa de la Cámara no tienen que ver con la investidura, aunque sí "ponen de manifiesto la aritmética" que ha surgido de las urnas y que implicará mucho diálogo.