Menú Buscar
La pancarta por los independentistas en prisión preventiva en la sede del distrito de Gracia / PP

El PP exige retirar la pancarta por los independentistas presos de Gracia

Alberto Fernández Díaz pide a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, "no politizar" las fiestas y respetar la "neutralidad política e ideológica" del espacio público

13.08.2018 21:38 h.
3 min

El PP exige al gobierno municipal de Barcelona en Comú (BComú) retirar la pancarta por los independentistas en prisión preventiva a la espera de juicio que cuelga de la sede del distrito de Gracia. El presidente del grupo municipal popular, Alberto Fernández Díaz, ha pedido hoy lunes, 13 de agosto, "no politizar las fiestas, para que sean de todos".

En una nota pública, el electo popular ha recordado que "la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) determina que no se puede privatizar en favor de los secesionistas el espacio público, que es de todos, también de los catalanes que nos sentimos españoles". Fernández Díaz ha agregado que "el gobierno de Ada Colau debe cumplir con la neutralidad política e ideológica a la que está obligada una institución pública como es el Ayuntamiento de Barcelona".

"Agrava la politización"

En opinión del líder del PP en Barcelona, el pendón no oficial que da la bienvenida a los refugiados y pide la libertad de los políticos independentistas presos "agrava la politización de las fiestas de Gracia, que empiezan mañana con la lectura del pregón".

Cabe recordar que el edil popular ya ha pedido en otras ocasiones retirar el lazo amarillo que cuelga de la casa consistorial de Barcelona. El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha rechazado la medida.

Polémica en la plaça del Nord

En paralelo a la petición del edil popular, las fiestas de Gracia han empezado este año con polémica por la toma de la plaça del Nord por parte de jóvenes de Arran, grupo radical juvenil vinculado a la CUP. El núcleo que ocupa el Casal Popular Tres Lliris --cedido por el Ayuntamiento de Barcelona-- organizará una juerga de seis días en el espacio público, aunque parte de los vecinos se opone, alegando cuestiones de ruido.

Pese a la oposición vecinal, los llamados cachorros de la CUP han doblegado al concejal del distrito, Eloi Badia, que les ha permitido organizar sus festividades al margen de las oficiales.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información