Menú Buscar
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno y candidato del PP en el 20D

El PP es el único de los grandes partidos que no aporta su gasto electoral

Ciudadanos da la cifra si se la requieren, y PSOE y Podemos la hicieron pública al inicio de la campaña

Carles Bellsolà
3 min

Los cuatro partidos con mayores posibilidades para el 20D han dado a conocer sus presupuestos electorales, con diferentes matices de transparencia. Con la incógnita del PP, el único que se cierra en banda a la hora de aportar o admitir una cifra.

"El presupuesto no está cerrado. Después de la campaña se detallará y se hará público". Esta es la respuesta que ha recibido este medio desde el PP al interesarse por sus gastos en estas elecciones. Una respuesta estandarizada, que ya dieron los populares al principio de la campaña, y que siguen repitiendo a solo dos días de que finalice esta.

No tienen la misma dificultad para cerrar sus cuentas otras formaciones. El PSOE dio la cifra ya en noviembre, en la presentación de su campaña. Por boca de su secretario de Organización, César Luena, los socialistas anunciaron que gastarían nueve millones de euros en estos comicios, un 30% menos que lo que destinaron a la campaña de las generales de 2011.

Podemos desglosa el gasto en su web

Menos claro ha sido Ciudadanos, que no ha hecho pública de motu proprio ninguna cantidad. Pero que sí da la cifra de cuatro millones una vez se le solicita. El partido más transparente en este sentido es Podemos, que publica en su web un presupuesto desglosado por valor de 2,54 millones.

Con la incógnita del PP –que gastó 13,8 millones en las generales de 2011– las cifras se adecuan a lo que esperan recaudar los partidos en concepto de subvención por los votos y diputados que obtengan el 20D. Incluso los que no participaron en los comicios de 2011, y que, por tanto, no reciben una ayuda previa para el mailing electoral.

C's y Podemos, prudentes

Así, C's trabaja con una previsión de obtener 60 diputados y una subvención correspondiente de unos seis millones, por lo que cubriría sin problemas su presupuesto incluso ante resultados sensiblemente inferiores a sus cálculos.

Podemos no detalla tanto las cifras, pero explica que han hecho una previsión "muy conservadora". La formación argumenta que tanta prudencia se debe a su peculiar sistema de financiación de la campaña: mediante microcréditos de simpatizantes, que se han comprometido a devolver con el importe de la subvención.