Menú Buscar
El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, junto a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal (der) y la dirigente popular Andrea Levy (Izq), en una imagen de archivo / PP

El PP catalán ve en Cospedal un aval del discurso duro de Albiol

La confirmación de la secretaria general prolonga el pulso entre Génova y la "operación diálogo" de Santamaría ante el proceso secesionista

12.02.2017 00:00 h.
3 min

El entorno de Xavier García Albiol nunca ha escondido sus preferencias por la continuidad de María Dolores de Cospedal al frente de la secretaria general del PP. Frente al discurso moderado que la “operación diálogo” de Soraya Saénz de Santamaría impone, los afines de Cospedal, entre los que se encuentran el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, prefieren dar una respuesta contundente a un proceso secesionista de incierto final. Albiol está alineado con esas tesis, temeroso que la imposición de un giro moderado provoque una nueva fuga de votos a Ciudadanos.

Mariano Rajoy ha optado por dejar las cosas como están, es decir, por mantener la pugna entre Génova y Moncloa. Durante la primera jornada del 18 Congreso del partido que se celebra este fin de semana en Madrid, hizo un llamamiento a la unidad. Y puede que la mejor forma de que los soterrados enfrentamientos entre Cospedal y Santamaría exijan que nada cambie.

"El uso de la fuerza"

A Zoido se han atribuido las amenazas sobre el uso de la fuerza --intervención policial si hay referéndum-- en el caso catalán, algo que irritó a Santamaría, a la que se ha encomendado pilotar la respuesta del Estado al desafío independentista. La vicepresidenta del Gobierno, apoyada por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha dado órdenes de “calma” al PP catalán, que antes de Semana Santa, tiene previsto celebrar su congreso autonómico. Albiol tiene asegurado el liderazgo, pero no el discurso que debe asumir ni el tipo de renovación que está obligado a acometer en un partido donde hay voces favorables al volver a unas tesis más moderadas, aquellas que el exministro Josep Piqué asumió cuando fue presidente del PPC. Pero, para el núcleo duro de Albiol, aquella experiencia no salió bien, por lo que discrepan de ese buen talante que ahora se quiere exhibir.

Puede que del discurso de clausura de Rajoy se puedan vislumbrar algunas pistas sobre la futura estrategia a seguir, pues el líder del PP ha prometido que hoy habrá de Cataluña al finalizar el conclave popular. Lo único que avanzó ayer es que su partido tiene un mismo proyecto en toda España, "sea Cataluña o Asturias", lo que suena a indirecta respecto al PSOE. Y que los populares "no vamos a permitir que (los independentistas) se salgan con la suya"