Menú Buscar
Imagen del bloqueo de la AP-7 que han hecho los CDR en L'Ampolla (Tarragona) / TWITTER

El PDeCAT se arrepiente ahora de arengar a los CDR

Artur Mas, expresidente del partido y de la Generalitat, ve "inoportuno" azuzar a los radicales y rechaza la posible dimisión del consejero de Interior, Miquel Buch

08.12.2018 15:51 h.
5 min

El PDeCAT se arrepiente ahora de arengar a los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR). El expresidente del partido y de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha rechazado hoy la posible dimisión del consejero catalán de Interior, Miquel Buch, y ha tildado de "inoportuno" azuzar a los radicales con las palabras "apretad", como hizo el actual jefe del Ejecutivo autonómico, Quim Torra, el pasado 1 de octubre.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Mas ha valorado que "es un error tener a los Mossos d'Esquadra bajo control ideológico" y ha recordado que el cuerpo autonómico de seguridad "fue reconocido internacionalmente por su gestión de los atentados del 17 de agosto" de 2017 en Barcelona y Cambrils (Tarragona). Por ello, cree el expresident que "si hay que revisar la policía, hay que hacerlo según criterios policiales". Ello va directamente en contra de lo que apuntó su compañero de partido y actual jefe del Ejecutivo, Quim Torra, que ha dado de plazo hasta el martes al consejero catalán de Interior, Miquel Buch, para que haga "cambios" en el departamento.

"Apretar es inoportuno"

A renglón seguido, Artur Mas ha alertado de que le parece "exagerado" pedir la dimisión de Miquel Buch, como ha exigido la CUP. Asimismo, ha dejado claro que ve "inoportuno" que los políticos digan a los CDR que deben "apretar", como hizo el propio Torra el pasado 1 de octubre en el primer aniversario del referéndum ilegal de independencia del 1-O en Cataluña. "Yo no lo hubiera hecho, hay que respetarlo, pero no es la función de un presidente del Govern", ha dejado claro en los micrófonos de la radio autonómica.

Artur Mas, expresidente de la Generalitat de Cataluña y del PDeCAT, en Catalunya Ràdio / CR

Artur Mas, expresidente de la Generalitat de Cataluña y del PDeCAT, en Catalunya Ràdio / CR

En un matiz pragmático a la estrategia de su partido, el expresidente de la Generalitat de Cataluña ha emplazado a no "mezclar la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con la política partidista". A este respecto, el que fuera el delfín de Jordi Pujol en el Gobierno catalán se ha preguntado si "la mayoría que hay ahora en Madrid salvará la situación catalana" o si es mejor el "cuanto peor, mejor". Ello le lleva a concluir que "a largo plazo, el independentismo debe decidir qué mayorías dan apoyo al Estado. La primera obligación del independentismo es pensar en el conjunto del país, ya que el cuanto peor, mejor puede llevar a algo mucho peor".

Violencia y corte de la AP-7

Las palabras de Mas suponen todo un toque de atención al presidente catalán, Quim Torra, que el viernes advirtió a su consejero de Interior, Miquel Buch, que quiere "cambios" en la Consejería antes del martes. De lo contrario, alertó, "él mismo tomará medidas". Las palabras de Torra llegaron tras las cargas policiales de la Brigada Móvil de los Mossos en Girona y Terrassa el jueves, Día de la Constitución, cuando los radicales trataron de boicotear dos actos de homenaje a la Carta Magna y de presentación de una sección local de Vox.

La advertencia velada del expresident se ha producido también durante una nueva jornada de vandalismo e intimidación en Cataluña por parte de los CDR. Un grupo de antisistema ha cortado la autopista AP-7 a la altura de L'Ampolla (Tarragona) a las siete de la mañana. Horas después, y tras enfrentarse a los conductores, los radicales han anunciado que su bloqueo se convertía en "indefinido". Piden la dimisión de Miquel Buch y la implementación de la república.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información