Menú Buscar
Ambiente independentista ante la sede del Parlamento catalán: el independentismo bloquea 22 instituciones catalanas

El Parlamento catalán rechaza que los funcionarios también hablen en castellano

Todos los grupos, excepto C's, han votado en contra de una iniciativa del PP que instaba al Gobierno autonómico a ejecutar una sentencia judicial contraria al uso único del catalán

María Jesús Cañizares
3 min

La Comisión de Cultura del Parlamento catalán ha rechazado una propuesta de resolución presentada por el PP cuya finalidad era garantizar la libertad lingüística del personal adscrito a la administración pública, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Este fallo reconoce el derecho de los empleados públicos a expresarse tanto en catalán como en castellano.

En la iniciativa de los populares, que ha sido rechazada por JxSí, PSC, CSQP y CUP, se instaba a la Generalitat a acatar y cumplir la sentencia firme dictada por el TSJC el pasado 9 de diciembre que reconoce el derecho de los catalanes a expresarse en cualquiera de los idiomas oficiales. Ciudadanos ha votado a favor de la iniciativa del PP.

Protocolo lingüístico

En esta línea, la propuesta se concretaba en la petición de la derogación de los artículos anulados por el TSJC del 'Protocolo de usos lingüísticos para el sector sanitario público en Cataluña' y del 'Protocolo de usos lingüísticos para la Generalitat de Cataluña y el sector público'. En esta normativa, la lengua catalana figura como de uso preferente.

El texto presentado por el PP instaba al Govern a asegurar la disponibilidad lingüística en la lengua oficial en la que el ciudadano se dirija a la Administración, sin necesidad de una petición expresa que sería discriminatoria. Eso se concretaría garantizando la disponibilidad de impresos e información escrita en las dos lenguas oficiales en todas las oficinas, entidades y servicios públicos catalanes y con el personal cualificado para atender a los ciudadanos en la lengua oficial de su elección, sin realizar imposiciones lingüísticas a ningún empleado público o funcionario.

"Sentido común"

La diputada del PP María José García Cuevas, que defendió la propuesta en la Comisión de Cultura, ha lamentado que "siendo algo de sentido común no tenga el apoyo del resto de partidos", pues cree imprescindible "garantizar a los ciudadanos de Cataluña la posibilidad de relacionarse con la Administración catalana oralmente o por escrito en la lengua oficial de su elección con normalidad".