Menú Buscar
Carles Puigdemont, con Jordi Jané y Santi Vila, en el pleno de investidura.

El nuevo y rejuvenecido Govern comienza a tomar cuerpo

Mundó (Justicia), Comín (Sanidad), Rull (Territorio) o Bassa (Bienestar) son algunas de las caras nuevas

María Jesús Cañizares
2 min

El futuro Gobierno catalán comienza a tomar cuerpo. ERC ha presentado al nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, su propuesta, que no difiere demasiado de la composición que trascendió durante las negociaciones entre Junts pel Sí y la CUP, consistente en tres macroáreas.

Mientras que Oriol Junqueras asumiría la económica, Raül Romeva dirigiría la de Asuntos Exteriores, Transparencia y Relaciones Institucionales. CDC tendría el control de una tercera área social a través de Neus Munté, hasta ahora vicepresidenta y consejera de Bienestar y Familia.

Junqueras tendría, además, el cargo de vicepresidente. Bajo su paraguas se sitúa el consejero de Empresa, que podría ostentar el exdirigente de UDC Antoni Castellà o el actual secretario del Govern, Jordi Baiget, mientras que para el departamento de Territorio y Sostenibilidad, los convergentes proponen a Josep Rull, hombre fuerte del partido.

Jané y Borràs repiten

De Romeva depende las consejerías de Interior y Gobernación, en las que Jordi Jané y Meritxell Borràs tienen bastante posibilidades de repetir, pues hasta ahora ejercían el cargo en funciones. Para el departamento de Justicia, los republicanos proponen a Carles Mundó.

De Munté dependen Salud, donde prácticamente se da por hecho que Antoni Comín estará al frente, mientras que Santi Vila podría asumir la consejería de Cultura –hasta ahora estaba al frente de Territorio- y Dolors Bassa, la de Bienestar. Comín y Bassa son propuestas de ERC.