Menú Buscar
Jordi Alcobé, ministro de Administración Pública, Transportes y Telecomunicaciones de Andorra en una imagen de archivo / CG

El ministro andorrano que sacó dinero de BPA antes de la intervención tira la toalla

Jordi Alcobé niega públicamente que conociera el informe de EEUU que hizo caer el banco antes de su publicación y pone el cargo a disposición del Gobierno

13.10.2016 20:57 h.
3 min

El ministro de Administración Pública, Transportes y Telecomunicaciones de Andorra, Jordi Alcobé, ha puesto este jueves su cargo a disposición del Gobierno tras verse implicado en el caso BPA. En una comparecencia pública en el Principado, ha asegurado que se enteró de que el organismo que dependía del Tesoro Público del EEUU, el FinCen, había incluido a Banca Privada de Andorra (BPA) en su lista de blanqueadores el mismo 9 de marzo de 2015, una jornada antes de su intervención.

Asegura que el dinero que retiró entre el 12 y 13 de marzo de 2015 lo restituyó cuando se impusieron restricciones a la retirada de efectivo de la entidad. Un gesto reconocido que implícita cierta culpa y que ha propiciado una nueva oleada de críticas a su comportamiento en el Principado.

Marca distancias con la ‘princesa’ de Andorra

El ministro también ha negado haber recibido dinero de Landstreet International, una de las filiales panameñas de BPA para la que trabajó la exlíder de Demócratas de Andorra (DA), Meritxell Mateu. La llamada princesa de Andorra ha presentado su baja como militante del partido tras renunciar a su cargo la semana pasada.

Para justificar su declaración, Alcobé ha recordado que la relación profesional de Mateu con BPA empezó en 2006 y terminó antes de que él se incorporase al equipo de Antoni Martí.

Ni Espot ni Cinca dan el paso

El presidente del Gobierno del Principado deberá decidir ahora si acepta la dimisión del ministro de Administración Pública o lo ratifica en su cargo.

Alcobé es el único que ha dado el paso tras el escándalo. No lo han hecho ni el responsable de Justicia, Interior y Asuntos Sociales, Xavier Espot, por retirar tanto él como su familia efectivo del banco antes de cerrar el grifo de la liquidez; ni el de Finanzas, Jordi Cinca, de cuyo departamento depende la polémica gestión de la entidad tras la intervención, pendiente de la resolución de varias causas judiciales. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información