Menú Buscar
Velas y flores ante el Parlamento británico en recuerdo de la diputada Jo Cox.

El marido de la diputada británica tiroteada pide "acabar con el odio"

Brendan Cox lamenta que la intolerancia "no tiene ideología, raza ni religión"

Redacción
1 min

El marido de Jo Cox, la diputada británica que murió tiroteada el jueves a manos de un perturbado ultraderechista en el Reino Unido, ha pedido "acabar con el odio". Brendan Cox ha señalado que la electa "creía en un mundo mejor y y luchó por ello durante cada día de su vida". El esposo de la diputada asesinada ha recordado que la intolerancia "no tiene ideología, ni raza ni religión: es venenoso".

En un comunicado horas después de la muerte de su esposa, que falleció tras ser tiroteada y apuñalada en Bristall, cerca de Leeds (Reino Unido), el ciudadano ha indicado que "[Jo Cox] hubiera queridos dos cosas. Una, que nuestros hijos recibieran el amor más incondicional. Y dos, que todos nos uniéramos contra el odio que la asesinó".