Menú Buscar
Patxi López, presidente del Congreso, con el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

El líder del PSOE se someterá a la sesión de investidura el 2 de marzo

Pedro Sánchez y el presidente del Congreso se han reunido hoy para concretar la fecha

Redacción
3 min

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, se someterá al debate de investidura en el Congreso el próximo 2 de marzo, según ha anunciado este lunes el presidente de la Cámara baja, Patxi López.

López y Sánchez se han reunido hoy en el despacho del presidente del Congreso para fijar una fecha para la investidura del candidato socialista después de que López se comprometiera el pasado martes ante los grupos parlamentarios a intentar concretar el calendario del debate durante esta semana.

Ronda de contactos

La decisión tiene lugar después de la ronda de contactos mantenida por el socialista con el resto de los partidos con la finalidad de explorar apoyos para esa investidura --que tendrá lugar un mes después de que el Rey así se lo encomendara a Sánchez-- y la formación de Gobierno, preferentemente con el apoyo de Podemos e IU, aunque el secretario general del PSOE no descarta tantear a las fuerzas independentistas, así como garantizarse la abstención de Ciudadanos.

El PP había insistido en que esa sesión se celebrara el 22 de febrero, fecha a la que se han opuesto los socialistas y el propio López, al entender que era necesario dar tiempo suficiente al candidato.

Pese a ganar las elecciones, los populares no han logrado recabar apoyos para someterse a la investidura, según admitió su líder, Mariano Rajoy, aunque en su reunión del pasado viernes con Sánchez, se enrrocó en que no tira la toalla.

A partir de hoy comienza a correr el tiempo y el dirigente socialista tiene dos semanas para apuntalar un acuerdo que le permita ganar la votación, ser presidente y evitar nuevas elecciones generales.

Habitualmente el pleno de investidura dura dos días y la votación se produce en la segunda de las jornadas, esto es, el jueves 3 de marzo. De conseguir en primera ronda la mayoría absoluta de la Cámara Sánchez ya sería presidente del Gobierno.

Pero lo esperable es que necesite afrontar una segunda votación, 48 horas después de la primera, lo que llevaría esa segunda votación al sábado 5 de marzo, una circunstancia a la que ha restado importancia el presidente del Congreso, que ha recordado que ya ha ocurrido otras veces. Ahí ya le bastaría mayoría simple, más votos a favor que en contra, donde entrarán en juego las abstenciones que puedan producirse.

De no conseguir tampoco el respaldo del Congreso comenzaría a correr el plazo de dos meses que marca la Constitución para la disolución automática de las Cortes y la convocatoria de elecciones.