Menú Buscar
Los concejales de Badalona que desobedecieron el 12-O / CG

El juez archiva la causa contra seis concejales de Badalona por desobedecer el 12O

Romper la orden judicial fue una "mera performance" porque el concejal no ordenó a continuación la apertura de las oficinas del consistorio

3 min

La causa contra los seis concejales de Badalona que desobedecieron el 12O ha sido archivada. El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la ciudad considera que los hechos “no son constitutivos de delito”.

El juez abrió diligencias el mismo Día de la Hispanidad por una denuncia presentada por el PP para investigar si los concejales habían incurrido en un delito al desobedecer la orden de otro magistrado que prohibió abrir el consistorio en esta festividad.

Los ediles investigados en la causa que ha sido archivada fueron el primer teniente de alcalde y concejal de Badalona Habitable, Oriol Lladó; el tercer teniente de alcalde y concejal de Badaloa Democrática, José Antonio Téllez; la concejala de Servicios Sociales, Agnès Rotger; la cuarta teniente de alcalde y concejala de Badalona Educadora, Eulàlia Sabater; la concejala de Participación, Fátima Taleb; y el concejal de Espacios Públicos y Movilidad, Francesc Duran.  

Argumento jurídico

El juez dice que, si al romper el papel de la orden judicial, hubiesen ordenado la apertura y vecinos y funcionarios hubiesen entrado en el ayuntamiento, "se hubiese producido la verdadera desobediencia, pero el hecho es que no se produjo, y los hechos se limitaron a una mera performance".

También considera que el edificio no estaba realmente abierto al público y que el hecho de que, por voluntad de algún edil, algún vecino los acompañase al interior del edificio un día festivo, eso no es una apertura real.

No abrieron

Sostiene que los ediles sí cumplieron la orden judicial de no abrir: Esteller envió un correo el día anterior comunicando a los trabajadores del ayuntamiento que no abrirían y el mismo día 12 impidieron que los empleados públicos que había ido pudiesen entrar.

Eso sí, el juez acusa a Téllez de intentar judicializar la política con "una simple escenificación" para conseguir un eco mediático: era conocedor de que su situación comportaría la actuación de los tribunales pero siendo también consciente de que su actitud no era, en ningún caso, delictiva.