Menú Buscar
Josep Creuheras, presidente de Planeta, en la presentación del premio que lleva el nombre del grupo el año pasado / EFE

El Grupo Planeta hace las maletas

Josep Creuheras anunciará el traslado de la sede el sábado en la presentación del Premio Planeta si antes el Parlament ha proclamado la independencia

2 min

El Grupo Planeta podría anunciar el próximo sábado el traslado de su sede social fuera de Cataluña.

El día 14, Josep Creuheras, su presidente, ha convocado a la prensa para presentar la 66ª edición del Premio Planeta, que se falla el domingo por la noche. Si antes de ese día, el Parlamento catalán ha proclamado la independencia, los colaboradores de Creuheras dan por hecho que anunciará la marcha del holding. Los portavoces de la empresa familiar declinan hacer comentarios de los próximos pasos que va a dar la compañía. 

Lo anunció Lara

José Manuel Lara, anterior presidente de la firma e hijo del fundador, ya había anunciado que el grupo editor, propietario de Atresmedia, que cotiza en el mercado continuo de la Bolsa de Madrid, Onda Cero y el diario La Razón, dejaría Cataluña en el caso de se produjera una situación de este tipo.

Precisamente, hoy el consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, Javier Carnero, ha manifestado que el Gobierno autonómico vería con enorme satisfacción el traslado de Planeta a Sevilla, donde tiene la sede su fundación.

Desfile de empresas

De tomar esta decisión, el grupo de la familia Lara se sumaría a la ya larga lista de grandes empresas que han manifestado su disconformidad con la situación política que vive el país: Caixabank, Banco Sabadell, Gas Natural Fenosa, Abertis, Criteria, la Fundación La Caixa y Torraspapel, entre otras.

Los medios nacionalistas celebran que Grifols --la única catalana cotizada que forma parte de las 35 que integran el Ibex-- mantenga su sede en Cataluña. Sin embargo, la dirección del laboratorio, que liquida sus impuestos en Irlanda, ha anunciado que “de momento” se mantiene en el territorio, aunque no descarta emigrar si las circunstancias políticas lo aconsejan.