Menú Buscar

Interior anuncia que "analizará" a los Mossos d'Esquadra

El consejero Miquel Buch, avisa de que "no le temblará la mano" ante las "imágenes de posible desproporción" de las cargas policiales contra los CDR violentos

Miquel Buch, consejero catalán de Interior, en una fotografía de archivo / EFE
07.12.2018 09:25 h.
4 min

El Govern se plegará a las exigencias de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y la CUP y "examinará" las actuaciones de los Mossos d'Esquadra. El consejero catalán de Interior, Miquel Buch, ha indicado hoy viernes que "no le temblará la mano" ante las imágenes de cargas policiales contra los CDR violentos de ayer, que buscaron reventar dos actos a favor de la Constitución en los que participaba Vox en Girona y Terrassa (Barcelona).

En declaraciones a RAC1, Buch ha señalado que durante los disturbios en las dos ciudades "se produjeron imágenes que no me gustaron a mí, al cuerpo de los Mossos d'Esquadra ni a la sociedad en general". No se refirió el también expresidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM) a la violencia de los CDR, sino a las cargas policiales contra las autodenominadas plataformas antifascistas que provocaron algaradas en los dos municipios. "Analizaremos qué ha pasado y si ha habido desproporción policial", ha agregado.

"Me duele que la ANC me denuncie"

El también exalcalde de Premià de Mar (Barcelona) ha admitido que "le duele" que la ANC tildara de "desproporcionada" la actuación policial de los Mossos d'Esquadra en Terrassa ayer. No obstante, ha recalcado que tanto en el caso del municipio barcelonés como en la capital de provincia los efectivos del cuerpo autonómico de seguridad "se limitaron a separar manifestaciones de signo contrario". Si no lo hubieran hecho, "hoy estaríamos hablando de enfrentamientos directos entre los dos grupos".

Incidentes causados por los autodenominados antifascistas y los CDR en Girona / CG

Incidentes causados por los autodenominados antifascistas y los CDR en Girona / CG

Pese a la "necesidad" de la actuación policial, Buch ha recordado que "revisamos contínuamente todas las actuaciones, incluida ésta". Con respecto a los incidentes de Girona, el conseller ha aclarado que "se encapsuló una protesta a favor de la Constitución española con tres perímetros policiales. Los antifascistas destrozaron el primer perímetro de vallas, lo que obligó a los agentes, que conformaban el segundo anillo a cargar". En este sentido, el consejero de Interior ha recalcado la presencia de "grupos violentos" y la ha contrapuesto a las manifestaciones organizadas por la ANC en las Diadas de Cataluña en los 11 de septiembre de los últimos años.

Aragonès ya sugirió una 'purga'

Las palabras del consejero catalán de Interior, Miquel Buch, que se ha declarado "antifascista" ante la presión de la ANC y la CUP, han llegado después de que el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès (ERC) se mostrara ayer "dispuesto a analizar" las actuaciones de los agentes en las cargas policiales de Girona. El número dos del Ejecutivo autonómico indicó que "desgraciadamente ha sido necesaria la actuación" policial en la capital de provincia, aunque a renglón seguido abrió la puerta a "mejorar y corregir" las actuaciones de los efectivos de la Brigada Móvil.

La valoración del consejero de Interior y del vicepresidente del Govern se producen después de los violentos disturbios que protagonizaron autodenominadas plataformas antifascistas en Terrassa (Barcelona) y Girona. Los manifestantes, con la cobertura de los CDR y la CUP, trataron de asediar un acto de Vox en la primera ciudad, por la tarde, y de asaltar el evento Unidos por la Constitución en la capital de provincia, por la mañana. La jornada violenta acabó con tres heridos, tres personas detenidas y doce agentes contusionados.

¿Quiere hacer un comentario?