Menú Buscar
El Grupo Quirón, referente del turismo sanitario en Barcelona

El Govern costea el turismo médico en clínicas perseguidas por Comín

Destinará 100.000 euros este año a fomentar este tipo de visitas a centros del Grupo Quirón, en el punto de mira del consejero de Salud

11.04.2016 23:26 h. Actualizado: 13.12.2018 13:10 h.
3 min

Convergència y Esquerra son dos formaciones condenadas a entenderse, pero sus ideologías son tan discrepantes que dan lugar a acciones de gobierno contradictorias. Mientras el consejero de Salud de la Generalitat, Toni Comín (ERC), mantiene una cruzada contra la sanidad privada, el titular de Empresa, Jordi Baiget (CDC), costea el turismo médico en centros que no son de titularidad pública. Por ejemplo, el Grupo Quirón, en el punto de mira de Comín.

La Agencia Catalana de Turismo, dependiente del departamento de Baiget, destinará este año 100.000 euros a fomentar este tipo de visitas, de las que se ha desmarcado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que rechaza financiar de esta forma la sanidad privada.

Barcelona Medical Destination

Por el contrario, Baiget hace valer los ingresos económicos que proporciona el turismo sanitario y avala facilitar las visitas a las clínicas privadas adheridas al programa Barcelona Medical Destination (BMD), al que se han suscrito las plataformas Barcelona Centre Mèdic y la Barcelona Medical Agency.

Entre los socios de estas entidades figuran los centros del Grupo Quirón (Hospital Quirón Barcelona, Hospital Quiron Teknon, Hospital Universitari Quiron Dexeus), Barnaclinic-Grupo Hospital Clínic, Hospital Sant Joan de Déu, Institut Guttmann, Clínica Tres Torres, Clínica Sagrada Familia y Fundació Puigvert. Según BMD, Barcelona recibe cada año unos 20.000 ciudadanos extranjeros procedentes principalmente de Reino Unido, Italia, Estados Unidos, Oriente Medio y Rusia, que acuden a tratarse en hospitales de la ciudad.

El pie de guerra

Se da la circunstancia de que el Grupo Quirón está en el punto de mira del consejero de Salud, quien se ha propuesto sacar de la red pública a dos centros pertenecientes a este holding: la Clínica del Vallès y el Hospital General de Cataluña. Revertir las privatizaciones efectuadas en la sanidad catalana es el proyecto estrella de Toni Comín. Algo que ha puesto en pie de guerra al sector, pues la red pública, sometidas a recortes, no podrá absorber a todos los pacientes tratados ahora en centros concertados.

Sin embargo, la consejería de Empresa pone en valor que el turismo médico genera un gasto medio diario cercano a un 300% superior al de otros visitantes. Buena parte de ese gasto, precisa la consejería de Empresa, va destinado a sectores que trascienden la asistencia médica, como transporte, alojamiento, restauración o traducción.