Menú Buscar
Miguel Ferre durante su defensa de los Presupuestos para 2016 en el Congreso de los Diputados.

El Gobierno en funciones reclama en Londres estabilidad política para España

En plena ronda de conversaciones del Rey, el secretario de Estado de Hacienda asegura ante los inversores que el país necesita un Ejecutivo de continuidad

Redacción
3 min

El secretario de Estado de Hacienda en funciones, Miguel Ferre, ha defendido este martes en Londres ante un centenar de inversores y analistas la necesidad de contar con un marco de "estabilidad política e institucional" en España para mantener los cambios normativos operados.

La intervención se ha producido en plena ronda de conversaciones --la segunda-- el jefe del Estado con los grupos políticos para intentar fomar Gobierno. En la primera de ellas, el presidente del PP y presidente en funciones, Mariano Rajoy, declinó el encargo ante el Rey. 

Ferre ha reconocido que esa estabilidad es "fundamental" en una reunión con despachos, fondos y banca de inversión organizada por KPMG y el IE Business School, según ha informado Hacienda. Además, les ha trasladado las oportunidades de inversión que hay en España tras las reformas de los últimos años y el compromiso para el control de las cuentas públicas.

Propaganda a favor del PP

Aunque de forma implícita, el secretario de Estado ha transmitido a quienes le oían la idea de que sólo un Gobierno en el que participe el PP podrá garantizar la seguridad de los inversores.

"Las reformas emprendidas refuerzan las oportunidades de inversión", ha recalcado el secretario de Estado en funciones, que ha puesto en valor el marco presupuestario y el Programa de Estabilidad (2015-2018), al que se ha comprometido España ante sus socios europeos.

Presupuestos cuestionados

Asimismo, se ha referido a los Presupuestos de 2016, que prevén que España salga este año del procedimiento de déficit excesivo, con un déficit público por debajo del 3% del PIB; unos Presupuestos cuya modificación por inverosímiles ha reclamado la Comisión Europea.

Del lado de los ingresos, Ferre ha destacado que España continuará la política de reducción de impuestos iniciada en 2015, "plenamente compatible", desde su punto de vista, con los objetivos de reducción del déficit público comprometidos con la UE.

Creación de empleo y PIB

En lo que se refiere al gasto, Ferre ha afirmado ante los inversores que el Gobierno ha mantenido su control, con un más impulso inversor que en ejercicios precedentes: "Las reformas emprendidas, el saneamiento de las cuentas públicas y del sector empresarial y el nuevo marco fiscal están convirtiendo a España en un país de nuevas oportunidades".

Así lo avalarían las últimas cifras de la economía, refiriéndose en concreto a la creación de 525.000 nuevos puestos de trabajo en 2015, el crecimiento del PIB del 3,2% y la mejora de previsiones por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).