Menú Buscar
El ministro de Exteriores español en funciones, José Manuel García Margallo (D), conversa con su homólogo esloveno Karl Erjavec (I) y con Johannes Hahn, el comisario europeo de Política de Vecindad.

El Gobierno cede y rechaza un acuerdo con Turquía para expulsar a los refugiados

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, asegura ahora que España no acatará ningún pacto que sea contrario a la legalidad internacional

Redacción
3 min

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, ha afirmado este lunes que España no aceptará en la cumbre en Bruselas de este jueves y viernes un acuerdo con Turquía que permita "expulsiones colectivas". Así lo ha declarado a su llegada a la reunión con sus homólogos de la UE.

El Gobierno en funciones, que no quiere someterse al control del Congreso de los Diputados, no había manifestado ninguna pega al preacuerdo suscrito entre la UE y Turquía. Fue la oposición en pleno quien le llamó la atención y se opuso a que España firme un pacto que, además, podría ser ilegal.

Un Gobierno en funciones no tiene posibilidad legal de firmar tratados en nombre del país. 

Atenerse a la ley

Según el titular en funciones de Exteriores, la crisis de inmigración no se debe atajar con medidas que son contrarias a la legalidad internacional y al derecho europeo, o que no garanticen "la protección" de los refugiados en cuanto a su derecho al asilo.

Margallo ha dejado claro que la propuesta sobre la mesa es que Turquía acepte de vuelta no solo a los inmigrantes económicos irregulares que llegan a Europa sino también a los refugiados sirios.

Respetar la legalidad internacional

A la pregunta de si España vetará este acuerdo con Turquía si no es legal, el jefe de la diplomacia española ha avisado de que para que el acuerdo "sea posible" entre la UE y Turquía para España, en primer lugar, "tiene que ser respetuoso con la legalidad internacional, la Convención de Ginebra, la Carta de Derechos Humanos (europea) y el Tratado de funcionamiento de la Unión Europea y eso excluye la posibilidad de expulsiones o de retornos de carácter colectivo".

"Esas son las líneas claras del Gobierno español en las que intentaremos llegar a un acuerdo con la oposición", ha recalcado.

Margallo también ha defendido que, en todo caso, hay la necesidad de cooperar con Turquía para atajar "el mayor drama humano" desde la Segunda Guerra Mundial y ha recordado que más de 800 personas murieron el año pasando en el mar tratando de llegar a Europa y 319 en lo que va de año. En este sentido ha insistido en que la voluntad del Gobierno en funciones "es que se llegue a ese acuerdo" con Ankara.