Menú Buscar
Esther Sánchez, nueva presidenta del Consejo Asesor para la Reforma Horaria

El Gobierno catalán recoloca a la exsecretaria de Empleo que sublevó a ERC

Los republicanos criticaron duramente el nombramiento de Esther Sánchez en 2011 por haber trabajado en el despacho Baker & MacKenzie, que gestionó el cierre de Yamaha

2 min

La experta en relaciones laborales Esther Sánchez será la nueva presidenta del Consejo Asesor para la Reforma Horaria, en sustitución del diputado Fabian Mohedano. De esta forma, la Consejería de Presidencia de la Generalitat recupera a quien fue la secretaria de Empleo y Relaciones Laborales de la Generalitat y mano derecha del exconsejero de Empresa y Empleo Francesc Xavier Mena durante el primer mandato de Artur Mas (2010-2012).

Se da la circunstancia de que el nombramiento de Sánchez fue duramente criticado por el ERC --que ahora gobierna con CiU-- por su trayectoria profesional como consultora del prestigioso despacho de abogados Baker & MacKenzie, que gestionó el cierre de la planta Yamaha de Palau-Solità i Plegamans en 2011, en el que se vieron afectados 400 trabajadores.

Explicaciones parlamentarias

Dos años antes, ese mismo bufete condujo también la deslocalización de la factoría de Honda en Santa Perpetua de Mogoda, que supuso el despido de 180 trabajadores. Los republicanos pidieron explicaciones al Gobierno catalán en sede parlamentaria por el nombramiento de Sánchez, que, tras abandonar su cargo en el Gobierno catalán, regresó a Baker & MacKenzie, donde ha seguido ejerciendo como consultora hasta julio del año pasado. Sánchez tiene una amplia experiencia en relaciones laborales, ha sido profesora en la Universidad Autónoma de Barcelona y de Esade, asesora del Consejo de Trabajo Económico y Social de Cataluña y árbitro del Tribunal Laboral de Cataluña. Actualmente trabaja en la empresa Flex-N-Gate.

Sánchez asume ahora la presidencia de un proyecto --el cargo es voluntario y no conlleva remuneración-- que tiene como finalidad la implantación de horarios más sostenibles que permitan conciliar la vida laboral y familiar. La reforma horaria, consistente en comer a las 13 horas y cenar a las 20 horas, es uno de los grandes proyectos de esta legislatura.