Menú Buscar
El alcalde de Vigo y presidente de la FEMP, Abel Caballero, en su intervención en el Nueva Economía Fórum.

El futuro es de las ciudades inteligentes

Abel Caballero apuesta por la unión de los pequeños municipios e 'intuye' la victoria del PSOE

4 min

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, afirmó que cuando las tecnologías de las ciudades inteligentes no se limitan al “virtuosismo técnico” sino que se ponen al servicio de las personas y éstas las interiorizan y se sienten partícipes, “se produce una sinergia imparable”.

Caballero protagonizó la edición que organiza Nueva Economía Fórum, y destacó que los avances tecnológicos y el “movimiento smart’ se focalizan en las ciudades “ocupan toda la ciudad”. Este movimiento “se puede entender desde la técnica o desde las personas”, y él apuesta por el segundo enfoque, por lo que opina que “la clave es cómo se ponen las tecnologías al servicio de las personas”. Algo que, desde su punto de vista, “no todos lo están entendiendo”.

En referencia a su municipio, el alcalde de Vigo destacó que la administración electrónica supone el 65% de todas las gestiones y dentro de cuatro años se hará prácticamente todo en red. Esto obliga, por una parte, a ofrecer todos los servicios municipales en Internet y a facilitar a quien no se maneja en ese ámbito –por antonomasia, los mayores–, a que alguien le haga las gestiones.

Aplicaciones de móviles

Como aplicaciones prácticas, enumeró las referentes al tráfico, para el cual los teléfonos móviles de los particulares envían en tiempo real datos al Ayuntamiento; a la gestión del agua, para detectar automáticamente las fugas y repararlas; al abastecimiento energético, con un potencial ahorro del 25% del coste, y a la transparencia de todos los trámites municipales y su capacidad de intensificar la participación política de los ciudadanos.

El presidente de la FEMP defendió que “tiene que haber un factor de unión de pequeños municipios” entre los pueblos pequeños, pero matizó que “no tiene por qué ser una fusión”, sino una “agrupación” en forma de “área metropolitana” con un núcleo central, que podría tener un presidente propio.

Defiende uniones de municipios

El alcalde de Vigo terció que “los ayuntamientos pequeños no son el problema”, puesto que sus alcaldes y concejales no cobran, no incurren en deuda, y además combaten la despoblación del campo. Sí requieren, en su opinión, algo de coordinación en forma de unión de municipios.

“Para esto están las diputaciones”, recordó, si bien apuntó que a él no le gusta esta institución tan decimonónica, en cuya crítica admitió que se quedó en minoría tanto en el PSOE como en la FEMP. Añadió que los grandes municipios como Vigo no hacen nada en las diputaciones, que “tendrían que estar ejerciendo la unión de municipios pequeños”.

El presidente de la FEMP también criticó a los “nuevos partidos”, sin precisar cuáles de ellos, por estigmatizar sin conocimiento a los municipios especulando sobre el sueldo de los alcaldes, que, dijo, ya está regulado.

No ve mal una segunda vuelta en las municipales

Caballero se declaró conforme con la actual ley electoral local, aunque no le parece descabellada la segunda vuelta para la designación del alcalde. Lo que no le parece razonable es conceder un plus a la fuerza más votada, porque la esencia de la política es negociar y “saber pactar” si un gobierno está en minoría.

Explicó que las encuestas tienen “un margen de error muy importante”, provocado por dos elementos. Uno es que “los ciudadanos no cuentan su voto”, y el otro es que “hay un sector volátil de voto”, con muchos indecisos. Y como es muy optimista, Caballero se permitió hacer solemnemente “un vaticinio”: “La fuerza más votada va a ser el PSOE y Pedro Sánchez va a ser presidente del Gobierno”. Silencio en la sala.