Menú Buscar
Bravo de Laguna perdió el pulso con Soria, abandonó el PP canario y fundó otro partido.

El expresidente del PP canario habla de "exceso de ambición" para referirse a Soria

Bravo de Laguna, enemigo del ahora dimitido, compara su trayectoria con de Mario Conde y Rodrigo Rato

Redacción
2 min

El que fuera presidente del PP de Canarias entre 1991 y 1999, además de presidente del Cabildo de Gran Canaria por los populares en la última legislatura, José Miguel Bravo de Laguna, cree que "el exceso de ambición" de José Manuel Soria es lo que finalmente le ha pasado factura.

Bravo de Laguna, cuyos enfrentamientos con el ahora exministro le costaron salir del PP al final del último mandato y lanzarse a crear su propia formación --Unidos por Gran Canaria (UxGC)--, ha aseverado que "al final se ponen las cosas en su sitio".

Así lo ha hecho en declaraciones al programa de radio El Espejo Canario, que se emite a través de varias emisoras locales de las islas.

Perjuicio para todos

Preguntado por si está contento con lo ocurrido, Bravo de Laguna ha respondido: "Bueno [una pausa]. Vamos a ver, yo no puedo estar contento de que se descubran casos de corrupción; casos que perjudican a todos lo que nos dedicamos o nos hemos dedicado a la actividad política con total transparencia".

Así, concluyó asegurando que ha "conocido a lo largo" de su "vida a gente muy inteligente y muy preparada, como Mario Conde, Rodrigo Rato o el propio José Manuel Soria a los que la ambición en los campos personales, políticos y económicos les han conducido, por un exceso de ambición, a donde les ha conducido".