Menú Buscar
El portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa / EFE

El escándalo de Ciudadanos a una semana de las elecciones

La dirección del partido naranja da cobertura a un dirigente investigado por presunto fraude a la Seguridad Social y se carga el grupo municipal en Reus por denunciarlo

21.04.2019 13:35 h.
6 min

Existe un clima interno de enorme malestar. Las decisiones las toma un núcleo muy reducido en Ciudadanos, y se resiente el mundo local, los concejales y los cuadros medios. Pero ese malestar se ha concretado con una decisión que se considera “grave”. La dirección de Ciudadanos, personalizada a nivel interno por Carlos Carrizosa, da cobertura a un dirigente, Carlos Sánchez, diputado en el Parlament y delegado de organización del partido, investigado por un presunto fraude a la Seguridad Social. Y todo eso ocurre a una semana de las elecciones, con un grupo municipal damnificado, el de Reus, que ha sido suspendido al completo por “advertir” a Carrizosa de esas irregularidades. 

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña lo constata en las diligencias penales iniciadas contra Carlos Sánchez, por haber simulado un problema médico, para conseguir una baja laboral, con el objeto de dedicarse por completo a la campaña electoral, tal y como ha publicado El Confidencial.

De policía municipal a diputado

Eso ocurrió en el verano de 2015. Entonces Sánchez era policía municipal de Cambrils, Tras obtener la baja y dedicarse a Ciudadanos, logró formar parte de las listas del partido y consiguió al acta de diputado por Tarragona. Desde ese momento forma parte del núcleo de confianza de Carrizosa. Pero, ¿qué ocurrió?

La exconcejal de Ciudadanos en Reus, Pepa Labrador, explica a Crónica Global que esa cuestión se conocía en todo el entorno del partido y de la ciudad. Pero no había pruebas. Sin embargo, desde marzo van circulando mensajes de whatsapp que reciben los concejales de Ciudadanos en Reus. Son mensajes en los que se comprueba cómo Sánchez simuló su supuesta enfermedad, y cómo se dedicó, posteriormente, a trabajar para el partido.

Inés Arrimadas, Carlos Carrizosa, Albert Rivera y Carina Mejías

Arrimadas, Rivera y Mejías, con Carrizosa en segundo término

Aviso a Carrizosa

Fue el también concejal Juan Carlos Sánchez, líder de Ciudadanos en Reus, quien avisó a Carrizosa. Pero, lejos de esperar que el partido tomara cartas en el asunto, acabó suspendiendo de militancia al propio Juan Carlos Sánchez, a Pepa Labrador, y a Guillermo Figueras, tres de los cuatro concejales. Posteriormente, también cayó el cuatro concejal, Damián Morales, por hacerse eco de las informaciones.

Labrador señala a este medio que “es incomprensible, no tiene ninguna lógica, como no sea reducir cualquier pluralidad interna. Para mí misma ha sido un paso durísimo, porque he contribuido a levantar ese partido en Reus, desde hace años y ahora me he visto fuera y rechazada, simplemente por tratar de ayudar y para que se investigara un posible fraude”.

Candidatura en Reus

Los tres concejales fueron suspendidos de militancia, y, posteriormente, se fueron voluntariamente del partido, que ha puesto en marcha una gestora. Los tres, Juan Carlos Sánchez, Pepa Labrador y Guillermo Figueras, se presentarán en las elecciones municipales del 26 de mayo con la candidatura de dCIDE, el partido de centro izquierda fundado en 2016 por un ex de Ciudadanos, entre otros exmilitantes, el exdiputado Antonio Robles.

Carrizosa, contactado por este medio, no ha ofrecido todavía su versión sobre lo sucedido. Fuentes de Ciudadanos, sin embargo, corroboran la denuncia ante Fiscalía que presentó el 14 de marzo Juan Carlos Sánchez. Al ser Carlos Sánchez aforado –contactado también por Crónica Global sin obtener respuesta—el caso ha derivado hacia el TSJC. Su supuesto delito, de fraude ante la Seguridad Social, está recogido en el código penal con penas de seis meses a tres años de prisión. La dirección de comunicación del partido, sin embargo, señala que Carlos Sánchez no ha recibido "ninguna notificación" sobre esas diligencias judiciales, y que hasta que no ocurra, si es que se producen, no se decidirán las respuestas oportunas. Para Ciudadanos se trata de un problema de los propios concejales, que sabían que no iban a repetir en las listas. 

¿Sin respeto a la pluralidad interna?

El partido no tiene ahora una estructura sólida en Reus, cuando el grupo municipal que ha funcionado durante esos años se presentaba con garantías, incluso, de lograr la alcaldía, en la persona de Juan Carlos Sánchez.

“Lo que está pasando en Ciudadanos es que no se respeta la pluralidad, y sólo mandan dos o tres personas, que, además, se encargan de forzar la salida a quien disienta”, señalan las mismas fuentes, que responsabilizan a Carrizosa, pero también a “Rivera” por permitirlo y dejar hacer.

Esos cuadros internos muestran su preocupación, porque ahora, con la marcha de Inés Arrimadas al Congreso, no se vislumbra un futuro en Cataluña. Con orígenes en la izquierda, --muchos cuadros salieron del PSC—se sigue sin entender el paso de Rivera a la derecha, como apoyo del PP.