Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fotomontaje del comisario Villarejo junto a Oriol Pujol y al 'pequeño Nicolás'.

El comisario Villarejo se entrevistó hace 18 meses con Oriol Pujol

Según fuentes conocedoras del encuentro, el controvertido policía y el exdirigente de CDC comentaron posibles 'salidas' a la situación procesal del hijo del expresidente de la Generalitat

2 min

El Comisario del Cuerpo Nacional de Policía José Manuel Villarejo y el exsecretario general del Convergència Democràtica de Catalunya Oriol Pujol mantuvieron una entrevista personal hace aproximadamente 18 meses, a instancias y propuesta del mando policial.

El encuentro tuvo lugar en Barcelona y en él se habló de la situación procesal del Pujol (entonces ya imputado penalmente por el llamado caso de las ITV) y las posible salidas del mismo.

El 'pequeño Nicolás'

Oriol Pujol,en aquella época también se entrevistó con el pequeño Nicolás. Un curioso encuentro en el que el controvertido personaje mediático requirió información a Pujol sobre el llamado proceso catalán, en un intento, según fuentes conocedoras de esa reunión consultadas por Crónica Global, de "cambiar cromos" para, ulteriormente, beneficiar la vía procesal del hijo de Jordi Pujol.

Se da la circunstancia que el pequeño Nicolás, protegido de Villarejo, según ha declarado él mismo, mantuvo también contactos con el abogado de la familia Pujol, Cristóbal Martell, quien no tardó en desembarazarse del personaje y de las conspirativas propuestas que le insinuó.

Preguntas sin respuesta

Extrañas, muy extrañas, pues, las relaciones del círculo de los Pujol con Villarejo, un personaje al que distintas fuentes apuntan a que fue uno de los brazos ejecutores del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para cercenar eso que se ha dado en llamar proceso soberanista catalán. ¿Por qué Oriol Pujol aceptó la cita? ¿De qué hablaron? ¿A qué pactos llegaron, si es que llegaron a alguno?

Estas y otras preguntas cobran especial sentido y vigencia cuando, en el momento de esos contactos, Oriol Pujol ya sabía de la existencia de ese grupo de policías y polítcos conjurados por la buenas y por las malas para atacar el proceso soberanista.