Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antón Costas (izquierda), presidente del Círculo de Economía de Barcelona, junto a Jordi Alberich (derecha), director general este miércoles en la sede de la institución.

El Círculo de Economía defiende un Gobierno de coalición

El lobby reclama al PP y al PSOE que acepten la investidura y que, si no pueden formar Gobierno, dejen gobernar al otro o al que tenga más diputados

5 min

El Círculo de Economía de Barcelona, el lobby empresarial catalán, quiere evitar a toda costa un nuevo bloqueo en la formación de Gobierno tras las elecciones generales del 26 de junio y por ello ha exigido este miércoles que los partidos den su brazo a torcer y que acepten que el bipartidismo se ha terminado “para entrar en un modo de gobierno distinto que pase por la cooperación y/o la coalición”, en palabras del presidente de la institución, Antón Costas.

La petición/sugerencia que trata de evitar a toda costa una tercera convocatoria de elecciones, a la vista de las encuestas, se ha hecho durante la presentación de la tradicional nota que da el disparo de salida de la reunión anual que se celebra en Sitges a partir del jueves.

Los nuevos comicios “probablemente confirmarán un escenario en el que ninguna formación política será capaz de gobernar por sí sola. Sin embargo, a las formaciones políticas les resulta difícil aceptar que el escenario ha cambiado”, afirman en el escrito: “Da la impresión que nada ha cambiado desde el 20D”.

Facilitar el gobierno al partido con más escaños

Por ello exige a todas las formaciones políticas con presencia en el Congreso pero especialmente a los dos grandes, PP y PSOE, que acepten en primer lugar pasar por la investidura --cosa que no hizo Mariano Rajoy-- y después que se apliquen una máxima: “Si no puedo formar Gobierno, favorecer que se forme y si no hubiese esa aceptación, aceptar temporalmente lo que está prescrito en la regulación de las elecciones municipales”, remarcó Costas.

Es decir, “que sea alcalde quien tenga más concejales, diputados en este caso”. El Círculo también pide que se plantee una reforma constitucional que solucione este escenario de vacío de poder por falta de una mayoría en la investidura, algo que los padres de la Carta Magna no previeron para el Gobierno, pero que sí existe en el caso de los consistorios.

“¿Cuál es el mal menor? ¿Estar sin gobierno o con uno en minoría que pueda llegar a cooperar en la toma de decisiones?”, señaló el presidente de la institución.

Sin líneas rojas

El empresariado catalán quiere evitar de nuevo que la negociación para conformar gobierno se base otra vez en las líneas rojas. Mandan el mensaje a todas las formaciones, pero de nuevo acentúan la presión a Mariano Rajoy y Pedro Sánchez para “no vernos abocados a unas nuevas elecciones”. Una posibilidad “inimaginable”.

A pesar de invitar a Pablo Iglesias (y Ada Colau) en la XXXII Reunión Círculo de Economía, en la nota de opinión cargan contra el discurso principalmente de Podemos tras las elecciones del 20D. El lobby marca también como objetivo “dejar atrás narrativas políticas cargadas de retórica dogmática como capitalismo-anticapitalismo que carecen de sentido en el mundo actual".

Críticas a la reforma laboral

Costas enumeró los cuatro pilares sobre los que debería descansar la nueva forma de gobernar en España: pasar del bipartidismo a la coalición; atender los conflictos sociales que aparezcan sin demonizarlos, como el “problema catalán”; dividir los grandes problemas en otros más pequeños en los que sea más sencillo llegar a pactos; y “entender que aquellas reformas que afecten a los planes de ahorros y gastos de las familias se deben aplicar de forma gradual y cuando pase la crisis”.

El presidente del Círculo reconoció que la reforma laboral “puede haber sido causa de desigualdad en términos de salarios”. Otro de los grandes problemas que el lobby pide que se aborde sin demora tanto a nivel español como europeo.

Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera

La reunión empresarial empezará este jueves. La sesión inaugural correrá a cargo del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y pasarán por Sitges hasta el sábado además de Iglesias y Colau, el líder del PSOE, Pedro Sánchez; el de Ciudadanos, Albert Rivera, y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy; como marca la liturgia, cerrará el encuentro.

Un problema de agenda ha obligado a un cambio de última hora en el encuentro. El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, no podrá asistir a la mesa en la que participaba este jueves y ha sido sustituido por el presidente de la Cámara de Comercio de España, del consejo de administración de Fira Barcelona y consejero delegado de Freixenet, Josep Lluis Bonet.

Se han inscrito 400 personas. 

Destacadas en Política