Menú Buscar
Artur Mas tiene su domicilio particular en la calle Tuset de Barcelona.

El búnker vitalicio de Artur Mas

El Govern paga 18.000 euros anuales desde 2011 por un piso anexo al domicilio particular del ex presidente por "motivos de seguridad". Pujol renunció a ese operativo y Montilla nunca lo tuvo

María Jesús Cañizares
3 min

Mide alrededor de 60 metros cuadrados, cuesta 18.809 euros al año y está situado en un ático de la calle Tuset, en el mismo inmueble en el que Artur Mas tiene su domicilio particular.

"Es un tema de seguridad que no comentamos", explica un portavoz del Govern, que añade más misterio al generoso habitáculo --si se tienen en cuenta los precios y superficie, en relación al actual mercado inmobiliario-- pagado con fondos públicos.

Amplio dispositivo

El amplio dispositivo policial que el Govern ha puesto a disposición del ya ex presidente dista mucho de los que disfrutaron en su día Jordi Pujol y José Montilla. El primero renunció a tener ese despliegue permanente en la portería de su edificio de la Ronda del General Mitre antes de caer en desgracia --tras confesar su cuenta oculta en Andorra y perder sus privilegios, utilizó ese habitáculo para escribir y leer--, mientras que la vigilancia de Montilla se coordinaba desde la comisaría de Cornellà --Sant Just Desvern, municipio donde reside, no tiene dependencias policiales propias--.

La Generalitat tiene alquilado este ático desde 2011, después de que Artur Mas ganara las elecciones autonómicas de noviembre de 2010. Mas nunca quiso residir en la Casa dels Canonges, situada junto al Palau de la Generalitat; tampoco lo hicieron sus predecesores, por lo que fue necesario habilitar el correspondiente y necesario despliegue de seguridad en su domicilio de Tuset. Hasta hoy. El dispositivo, que incluye reserva de aparcamiento en la vía pública y escoltas de los Mossos d'Esquadra las 24 horas del día, se ha hecho extensivo a este habitáculo que aparece en la Memoria de Arrendamientos y Compras de Inmuebles desde hace cuatro años.

Palau Robert

Como se sabe, Artur Mas decidió instalar su oficina de ex presidente en el Palau Robert, situada en el Paseo de Gràcia. Al tratarse de un edificio que ya pertenece al Govern, la elección supone un ahorro, aunque las prebendas del líder de CDC --que a juzgar por sus comparecencias mediáticas, está lejos de haber pasado a la reserva-- son notorias: sueldo anual de 115.227 euros, que a partir de los 65 años bajará a 90.000; secretaria, coche oficial, chófer y escoltas. Se da la circunstancia de que esta oficina está muy cerca de su domicilio particular, apenas un paseo por la emblemática y remozada avenida Diagonal.

La oficina del ex presidente Montilla (situada en Rambla de Catalunya) cuesta 98.000 euros, mientras que la de Pujol (en el Paseo de Gràcia) costaba 175.000 euros al año hasta que fue despojado de todos sus privilegios.

El ex presidente Pasqual Maragall cambió de despacho en 2013 y abandonó el Paseo de Gràcia para trasladarse a un local mucho más modesto en la calle Brusi que cuesta 28.000 euros al erario público.