Menú Buscar
Ahora Madrid saca sus escuelas municipales de la red regional.

El Ayuntamiento de Madrid apuesta por su propio modelo de educación infantil

El Ejecutivo municipal saca sus escuelas infantiles de la red regional para no estar "sujetos" a la condiciones "impuestas" por la Comunidad

3 min

El Ayuntamiento de Madrid sacará sus escuelas infantiles de la red de la Comunidad para poder tener la gestión sobre los centros municipales y, de este modo, enfocar la educación de la ciudad de la manera que consideren más óptima.

En la misma línea, este cambio de modelo pretende ofrecer una rebaja de las actuales tarifas y que los alumnos de centro públicos también puedan disfrutar del cheque guardería, que en este momento sólo está abierto a escuelas privadas.

Proyecto educativo

Desde el Ejecutivo municipal han destacado que al salir de la red no se licitará priorizando los aspectos económicos sino "el proyecto educativo, el bilingüismo o el número de profesores".

"Estando sujetos a las condiciones económicas impuestas por la Comunidad, consideramos que no podemos llevar a cabo el proyecto educativo que queremos para estos centros", han añadido desde el consistorio, que insiste que "en Madrid estamos dispuestos a dedicar todos los recursos necesarios a las escuelas infantiles".

Una situación que, desde el Gobierno regional, aseguran no podría aplicarse a cada uno de los consistorios municipales con los que cuenta la región. Especialmente, por razones económicas.

Entre 7 y 9 millones anuales

El coste de la medida sería de entre 7 y 9 millones anuales, ya que el ayuntamiento asumiría la parte de la red --un 60%-- que sufragaba la Comunidad de Madrid.

En la actualidad el consistorio dispone de 56 escuelas infantiles municipales, de las cuales dos son de gestión directa y el resto de gestión indirecta. El precio medio por niño es de 276 euros, con comedor y sin horario ampliado.

El ayuntamiento ya ha aprobado la construcción en 2017 de siete nuevas escuelas infantiles que supondrán un incremento de 820 plazas adicionales a las ya existentes.

Una realidad para 2017

Para llevar a cabo la transición, los servicios jurídicos municipales estudian la posibilidad de aplicar una prórroga forzosa de las escuelas de titularidad municipal, que es la forma que permitiría la implantación de la nueva red en la mayor brevedad de tiempo.

Si no fuese posible, se licitaría de forma ordinaria, lo que supondría contratos de un año más otro de prórroga, por lo que la red no podría entrar en vigor hasta 2018.

Desde la Asociación Madrileña de Escuelas Infantiles de Gestión Indirecta (AGEMI) consideran, a instancias de Crónica Global, que "ha sido una buena decisión para fomentar un nuevo modelo de escuela". Según la entidad, haber "roto con la Consejería de Educación" puede "favorecer y crear otra forma de escuela".